Atención psicológica a la comunidad

Atención psicológica a la comunidad

Martes, octubre 22, 2013

Un servicio profesional e interdisciplinario

En busca de la construcción de una sociedad más justa, la Facultad de Psicología comenzó sus actividades de Extensión Universitaria en 1986. Desde ese momento, se organizaron las prácticas de evaluación de estudiantes de modo que beneficiaran a personas de zonas desfavorecidas de la ciudad. Casi tres décadas después, el compromiso profesional y personal de profesores y estudiantes, la apertura para mejorar las propuestas de servicio en función de las necesidades de los pacientes y el aporte de conocimiento generado desde la investigación son características de la actividad de Extensión de la Facultad.

Las prácticas clínicas ocupan un lugar destacado en la formación de los estudiantes de Psicología, tanto a nivel de grado como de postgrado. A través de esta experiencia, los estudiantes se enfrentan a desafíos profesionales a través de pacientes reales. Entre 2012 y 2013, más de 100 estudiantes de la Licenciatura en Psicología analizaron 230 pacientes vinculados a la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, en el Cerro de Montevideo. 

Supervisados por un equipo de 12 profesores, los profesionales en formación se enfrentaron a casos de problemáticas diversas: problemas de conducta, emocionales, dificultades de aprendizaje y conflictos de relacionamiento de pareja y familiares. En el marco de la práctica, los futuros psicólogos desarrollaron múltiples actividades –desde dar atención psicológica a niños y familias, derivar casos a otras instituciones, hasta recolectar datos relacionados con las características psicológicas del funcionamiento familiar– y materializaron los conocimientos adquiridos durante la carrera al generar informes, evaluaciones, diagnósticos, tratamientos y orientaciones psicológicas.

A su vez, esta experiencia permitió el trabajo de redes de trabajo con instituciones privadas y públicas –como el Poder Judicial, Salud Pública, Enseñanza Primaria y Secundaria– y la articulación de diversas disciplinas –como la psicología, psicopedagogía, derecho, medicina general, psicomotricidad, neurología, trabajo social y psiquiatría. La reflexión ética y técnica constante sumado al análisis crítico durante el proceso del proyecto, beneficia a todos los involucrados. 

Facultad por Defecto:

Agenda de actividades