El desafío de la intervención temprana

El desafío de la intervención temprana

Lunes, julio 3, 2017

Alejandra Balbi estudió el impacto de una intervención en alfabetización temprana en niños de contextos desfavorables, y con ello se doctoró en la UCU

Alejandra Balbi es la primera Doctora en Psicología doctorada en territorio nacional. Profesora adjunta del Departamento de Psicología Educacional y del Desarrollo, cursó el Doctorado en Psicología de la UCU y se recibió con el trabajo “Intervenciones basadas en la evidencia y alfabetización temprana”.


En la foto: la Dra. Alejandra Balbi durante la defensa de su tesis doctoral

Es maestra y licenciada en psicopedagogía, magister en Intervención Psicopedagógica y en 2013 inició su tesis doctoral. Realizó una investigación mediante una serie de estudios que indagaron cómo fortalecer la capacidad de respuesta educativa en contextos desfavorables. “Es habitual escuchar resultados de evaluaciones educativas que señalan que el rendimiento escolar está muy asociado con el nivel socioeconómico del estudiante. Esta idea promueve cierta desesperanza en las escuelas más desfavorecidas, supone una suerte de determinismo donde hay poco margen de cambio. Por ello quisimos estudiar el impacto que podían tener intervenciones educativas tempranas en ese contexto. Es decir, aún con esa realidad nuestra pregunta fue ¿qué pueden hacer las escuelas y los profesores en particular, para mejorar los resultados de alfabetización de los estudiantes que inician su escolaridad en contextos de nivel socio-económico vulnerable?”, explicó Balbi.

El equipo que Balbi lideró se planteó tres etapas sucesivas para responder esta pregunta: “Sabíamos que en temas de alfabetización, la intervención temprana era fundamental, pero cómo saber quiénes podían tener dificultades en lectura, antes de aprender a leer? Tuvimos que comenzar identificando lo que en investigación se conoce como los predictores, es decir las habilidades pre-lectoras que podían permitirnos identificar los estudiantes con mayor riesgo de fracasar, antes que fracasen”. Además emprendieron un segundo estudio donde realizaron una revisión sistemática sobre intervenciones en alfabetización basadas en la evidencia. “Este estudio fue aceptado para publicar en una importante revista, lo que nos tiene muy contentos, porque es el primero de este tipo que se realiza en español. Abundan ideas intuitivas sobre cómo mejorar la lectura, pero pocas probadas experimentalmente”. Finalmente, con los datos obtenidos realizaron la tercera fase, el diseño y la implementación de una intervención multi-componencial para ser aplicada en pequeños grupos durante 20 sesiones. Evaluaron 483 niños para seleccionar los que estaban en rendimiento inferior. “Nunca habíamos emprendido un proyecto semejante, evaluar uno por uno con técnicas estandarizadas, éramos un equipo grande capacitado y entrenado para ello. Fue un trabajo posible con el apoyo de la Fundación Niños con Alas, y Fe y Alegría, que apostaron a trabajar con nosotros. Fue un gran desafío y responsabilidad”.

La investigación proporciona varias evidencias: cómo identificar con riesgo estudiantes de forma temprana, cuáles son las intervenciones eficaces, y sobre todo “prudencia al momento de hacer adaptaciones de la investigación anglosajona”. En las habilidades de conciencia fonológica se logró un cambio importante en el grupo experimental quienes lograron aprender más que el grupo control estipulado, pero la transferencia de esta mejora a la lectura fue mínima“ agregó. En cuanto a la lectura fluida no hubo avances: “allí encontramos que esta habilidad es una especie de cuello de botella en español, para leer con fluidez hay que hacer intervenciones más duraderas y enfocadas en dicha habilidad”.

“En principio, lo más importante es que nuestros datos estaban muy alineados con los resultados que está reportando la comunidad científica internacional. Ahora estamos con el desafío de publicar en revistas de alto impacto, donde estudios de intervención en español, son poco frecuentes”

Alejandra Balbi defendió su tesis de doctorado el 19 de abril en la Sala Bauzá de la Sede Central de la UCU.

Foto: Sofía Ponce de León

 

Facultad:

Facultad por Defecto:

Agenda de actividades