Jerusalén, "Ciudad de paz"

 
Vida universitaria
Jerusalén, "Ciudad de paz"
Jueves, marzo 23, 2017

Conferencia bajo la mirada judía y cristiana

El Rabino Daniel Dolinsky y el Presbítero Daniel Martínez expusieron su visión acerca de la ciudad de Jerusalén, en la actividad “Jersualén, “Ciudad de Paz”. Una mirada judía y cristiana”. Se contó también con el testimonio de Ana Jerozolimski, directora del Semanario Hebreo de Uruguay.

Los expositores fueron invitados por el Dr. Pedro Gaudiano, responsable del Área Ciencias de la Religión del Departamento de Formación Humanística, quien al inicio explicó los objetivos del Área y presentó las Actividades a desarrollarse en 2017.


En la foto: Daniel Martínez, Pedro Gaudiano, Daniel Dolinsky y Ana Jerozolimski

El Rab. Daniel Dolinsky, de la Nueva Congregación Israelita de Montevideo, destacó que más que un lugar en el mundo, “Jerusalén es un concepto, una idea, un sentido (…) que obviamente se plasma en un lugar en el mundo. Es sinónimo de ‘Ciudad de Paz’”. Y explicó que: “Cuando el rey David se planteó que ese pudiera ser el centro del mundo, no se lo planteó como un lugar en el cual solamente habiten los hombres. Lo primero que hizo fue traer el Arca de la Alianza a esa ciudad. Porque la ‘plenitud’, la ‘paz’, tenía que ver con el encuentro de un hombre con su prójimo, y con el encuentro de una sociedad con su Dios”.


En la foto: El Rabino Daniel Dolinsky

“La paz y la armonía sólo se logran cuando se produce el encuentro entre las culturas y las sociedades”, afirmó Dolinsky. “Los que hemos caminado las calles de Jerusalén, sabemos que en la riqueza del encuentro, de la diversidad, esa ciudad palpita. En todos los sectores, tanto cristianos, judíos, como musulmanes, puede haber quienes quieran el encuentro y quienes no lo quieran. Nosotros tenemos que rescatar esa Jerusalén de encuentro, esa Jerusalén de paz, esa Jerusalén de construcción”.


En la foto: Daniel Martínez

En esa misma línea, el Pbro. Daniel Martínez, Secretario Ejecutivo de la Comisión Episcopal de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso, afirmó: “Si una utopía se realiza, deja de ser utopía. Si Jerusalén fuese la paz construida y realizada, ya no podría seguir inspirando nuestras búsquedas y nuestras construcciones de paz”. Desde la mirada cristiana, según explicó, “estamos muy acostumbrados a la paradoja de ‘ya, pero todavía no’. Esa es la dinámica constante del misterio de la Pascua. La obra de Dios se realiza en la historia, pero nos invita constantemente a esperar una plenitud que ha de venir cuando la historia deje de ser historia para ser su Reino”. Por eso, según Martínez, “Jerusalén es ‘sacramento’, es decir, signo e instrumento de esa realidad que aspiramos construir”.


En la foto: Ana Jerozolimski

Por su parte Ana Jerozolimski, uruguaya-israelí radicada en Jerusalén, llegada a Montevideo de paso para un congreso en Colombia, brindó una serie de anécdotas acerca de cómo se vive hoy en Jerusalén. Afirmó que “la dinámica de la vida diaria en Israel, y por supuesto en Jerusalén, es mucho más normal que la imagen que uno puede hacerse al mirar el noticiero o al leer los diarios. […] Yo en el Semanario Hebreo trato, tengo la actitud de rescatar tantas cosas buenas que pasan en Israel, aunque sin ocultar los problemas. Pero trato de contar lo que en general no sale en otro lado, y que también es parte de la realidad”. Y finalizó su testimonio diciendo: “La paz es posible, no tengo ninguna duda. Eso se muestra todos los días en Jerusalén. Pero por el afán de lograr la paz, pienso que no hay que borrar la historia, no hay que mentir, ni aceptar cualquier tergiversación histórica en aras de la paz. De esa forma no se construye una paz duradera”.

Después de que los expositores respondieron preguntas del numeroso público presente, Gaudiano cerró el evento diciendo: “Quisiera retomar lo que dijo el Rabino Dolinsky: Jerusalén no es un lugar en el mundo, sino que es como esa idea hacia la cual todos, de alguna manera, tenemos que tender, tanto judíos como cristianos. ¿Y de qué manera tender hacia Jerusalén? Construyendo Jerusalén [esa ‘Ciudad de Paz’] en nosotros mismos, en nuestra vida personal, en nuestra vida familiar y en todos los ámbitos de nuestra vida, como esta actividad en la Universidad Católica, con la que pretendemos generar vínculos y crear puentes, crear unión y promover el diálogo. Esa es la manera en que tanto judíos como cristianos podemos comprometernos a generar y a construir la paz hoy en el mundo”.

El evento tuvo lugar en la Sala Bauzá el 20 de marzo.

Fotos: Camila Gabito

Bookmark and Share