La escuela en los tiempos de Google

Facultad de Ciencias Humanas

La escuela en los tiempos de Google
Miércoles, febrero 22, 2017

Virtudes y desafíos de una metodología que impulsa al alumno a ser protagonista: el Aprendizaje Basado en Proyectos

"Lo que vale la pena preguntar hoy a los chicos en una evaluación, es aquello que no se puede buscar en Google" reflexiona la Dra. Rosina Pérez Aguirre, profesora de alta dedicación del Departamento de Educación. Ella fue la encargada de explicar, frente a un auditorio compuesto por autoridades, profesores y colaboradores de varios centros educativos, en qué se fundamenta y cómo se aplica el Aprendizaje Basado en Proyectos (APB).

La clase magistral, donde el docente expone un tema frente a los alumnos que luego estudian para la prueba, es lo que muchos de nosotros conocemos y a lo que estamos acostumbrados. Pero en los tiempos que corren, todo es cambio y la educación no es la excepción. Aquí es donde aparece el APB, una lógica en la cual el profesor se transforma en un diseñador de proyecto y un gestor de conflictos mientras que el alumno pasa al centro de la escena, y constata en la práctica cómo la clase sigue sus planes y él se puede mover con más libertad.

Grupos de cuatro alumnos, un proyecto, libertad para investigar a través de múltiples plataformas, adquisición de aprendizaje durante el proceso. Todas estas son características del APB. El primer paso es tarea exclusiva del docente, el diseño del proyecto. De acuerdo a esta metodología, un buen proyecto debe tener: contenido significativo de acuerdo a la edad del alumno y el enfoque temático, competencias del siglo XXI tales como creatividad, pensamiento crítico, comunicación y colaboración, una pregunta orientadora que debe ser motivadora y provocativa, la necesidad de saber, investigación en profundidad, voz y elección por parte del alumno, crítica y revisión constante del profesor y una audiencia pública donde se exponga lo aprendido dándole un punto final.

¿Qué miedos puede tener una institución educativa a la hora de implementar esto? De acuerdo a la Dra. Pérez Aguirre, muchos. No poder sostener la metodología en el tiempo es el principal, APB necesita de constancia y mucho trabajo por parte del docente, además de un cambio de cabeza por parte de la institución. No saber cómo evaluar es otro miedo muy común, la evaluación es diferente a la tradicional, es constante y no la hace solo el docente sino también el propio alumno y sus pares. Por otra parte el temor a no tener la capacidad suficiente para llevarlo a cabo, a lo cual la expositora señaló que "más vale ir paso a paso y no querer hacer una transformación radical que vaya a desgastar al docente si al principio no sale del todo bien".

Los grupos de alumnos que trabajan en los proyectos, tienen algunas características que es recomendable que cumplan. Que tengan cuatro integrantes ya que con menos es difícil generar sinergia y con más la dispersión puede ser enemiga y además que tengan perfiles bien diferentes. Aguirre planteaba la sugerencia de buscar apoyo en los adscriptos (en el caso de secundaria) que son los que más conocen a los chicos para identificar los roles que necesita el proyecto: un creativo, un líder, un empático y un sistemático.

"Ellos construyen conocimiento a medida que desarrollan el proyecto y no antes", no hay clases teóricas introductorias sino que los alumnos encuentran los obstáculos durante el proceso e incorporan los conocimientos que necesitan para sortearlos de la mejor manera. El docente está en contacto permanente ya que el proyecto se desarrolla mayoritariamente dentro de la clase. Algunas instituciones incluso cambian su mobiliario para el mejor desarrollo de esta metodología, los chicos pueden trabajar sentados en el suelo, parados, en movimiento.

La clase se transforma de filas a islas, el docente de expositor a guía y el alumno de espectador a protagonista principal. El Aprendizaje Basado en Proyectos cambió la lógica del aula y la adquisición de conocimiento. 

La actividad se desarrolló el 17 de febrero en la Sala Bauzá, y fue organizada por el Departamento de Educación. 

Foto: Tania Dangiolillo

Bookmark and Share