Nutrición e industria: claves para el desarrollo

Facultad de Enfermería y Tecnologías de la Salud

Nutrición e industria: claves para el desarrollo
Jueves, diciembre 22, 2016

#historiasUCU

La relación personas – alimentos – salud – medioambiente debe ponerse en el centro de la industria de los alimentos, destaca la Lic. Ximena Arancio

Es jefa del Servicio de atención al consumidor y cliente en una industria alimentaria y allí aporta su profesión de licenciada en Nutrición: “nuestra tarea es la de recibir las consultas, sugerencias, comentarios o reconocimientos de los consumidores. Mucho de lo que hacemos implica educar y asesorar al consumidor”, señala la Lic. Ximena Arancio. Educación y asesoría centradas en los beneficios y los riesgos de consumir los alimentos, así como en la lectura de los rotulados nutricionales.

Los nutricionistas tenemos que enfocarnos en la prevención y en educar a la población en los hábitos alimentarios. Es importante que las personas sepan qué alimentos consumir, cuándo y de qué manera”, señala la Lic. Ximena Arancio. Por su experiencia en la industria, plantea que “el nutricionista puede visualizar cuáles son las necesidades poblacionales, no sólo como nicho de mercado, sino en términos de cuáles alimentos pueden ayudar a la salud de determinados grupos de la sociedad”.

Además de su trabajo en la industria, Ximena Arancio fue profesora en la UCU. En la carrera de Nutrición, como titular de la asignatura “Alimentos III”, se enfocaba en mostrar a los estudiantes la interacción entre los procesos industriales y biotecnológicos de los alimentos y su impacto en la salud. La experiencia académica es para ella “muy enriquecedora: me gusta la docencia, el feedback con el estudiante es fundamental; particularmente, me encanta cuando lográs generar en el alumno la intriga por conocer más, por querer investigar”.

Eligió estudiar en la UCU por la propuesta académica y porque “se hacía foco en la participación del profesional en la industria. También me gustó la infraestructura y los convenios con diferentes instituciones”, recuerda. A través de esos convenios Ximena realizó prácticas en el área clínica, el área comunitaria, la industria y una planta piloto en el LATU, experiencia que le permitió ver a pequeña escala el desarrollo y realización de productos. “Las prácticas son fundamentales porque te ves in situ, ves cómo es desempeñarse profesionalmente, el mercado laboral, y también conocés tus fortalezas, los puntos en los que hay que mejorar”. Tras culminar su formación realizó el Postgrado de especialización en Tecnología de alimentos en la UCU.

Nota y foto: Matías Gómez Balarini

Bookmark and Share