Psicopedagogía comunitaria

Psicopedagogía comunitaria
Jueves, diciembre 7, 2017

 #historiasUCU

Leticia Lagoa es Psicopedagoga y tiene como misión “dar un apoyo seguro a los niños que más lo necesitan”

Al entrar al Club de Niños “Rincón de Todos” se percibe calidez. En su patio y demás ambientes se nota el trabajo por contar con todo lo necesario para que los niños que asisten puedan desarrollarse en un ambiente en el que el juego es central.

Leticia Lagoa es graduada en Psicopedagogía y trabaja allí hace poco más de un año: “soy salesiana de formación y desde hace nueve años voluntaria en un Oratorio. Ahí fue mi primer acercamiento a gurises que vivían realidades diferentes de la mía”. Recuerda que se enamoró de su trabajo y eso marcó su perfil, su hoy.

“Me dije, ´ahí tengo que estar yo, quiero aportar algo a su desarrollo´” cuenta Leticia y afirma que los Clubes de Niños son “su” lugar por “la importancia de lo lúdico. Eso permite generar otro tipo de acercamiento diferente al de otros espacios de trabajo. Busco fomentar el vínculo con el chiquilín”. Su pasión es la Psicopedagogía Comunitaria.

Durante la entrevista llega Alvarito, de ocho años. Con su túnica con rastros de haber jugado un partido de fútbol en el recreo, saluda y dice “Leti, ¿hoy qué vamos a hacer?”. Leticia cuenta que tiene libertad para realizar sus tareas, lo que también es un desafío: “en los talleres que hacemos hay que incorporar diferentes herramientas para que los gurises tengan distintas experiencias de aprendizaje”, y cuenta sobre cómo a través de un dominó con operaciones matemáticas en sus fichas los niños aprenden multiplicaciones o cómo a través de una competencia de carreras aprenden resolución de problemas.

“El juego debe estar presente en todos los ámbitos. A los chiquilines los motiva y les genera interés. Es muy bueno cuando ven que se puede aprender a través de actividades más didácticas”.

Además de su trabajo en el Club de Niños, Leticia forma parte del proyecto “Conjugando” de Fe y Alegría. Orientado a la primera infancia, busca trabajar habilidades cognitivas básicas de los niños para la apertura al aprendizaje: “la idea es tener un rol de mediación con el maestro y la educadora. Indirectamente, darles a ellos otras herramientas para poder trabajar con los niños”.

La investigación también es parte de su realidad diaria: forma parte del proyecto “Violencia comunitaria y sus consecuencias emocionales, conductuales y académicas. Desarrollo de una Intervención Educativa”, que obtuvo financiación de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación a través del fondo María Viñas. “Es un proyecto de tres años y trabajamos temas de violencia comunitaria con adolescentes de primero de liceo de contextos de vulnerabilidad”. Allí participa de talleres junto con los docentes de los centros educativos y trabaja en el armado de una guía sobre la temática., para poder llegar a todos quienes estén interesados en aplicarlos.

Facultad:

Bookmark and Share