Gestión en la Educación Inicial

Facultad de Ciencias Humanas

Gestión en la Educación Inicial
Jueves, diciembre 15, 2016

#historiasUCU

Con 14 años en el aula, Valeria Marsiglia supervisa los Centros Privados de Educación Inicial en el MEC

Como parte del proceso formativo del niño, los educadores iniciales somos agentes de cambio. Trabajamos en su futuro y podemos dejar una semilla en su desarrollo, además de ayudar a su familia”, señala la Lic. Valeria Marsiglia, graduada en Educación Inicial.


En la foto: Valeria Marsiglia

A Valeria le gusta “la parte humana”, el trato con los niños y las familias, lo que llevó a que durante 14 años trabajara en el aula con ellos. También siempre sintió interés por la gestión y, quizás por eso, desde este año es supervisora de Centros Privados en Educación Inicial en el Ministerio de Educación y Cultura: “en cualquiera de los dos roles, el objetivo es siempre el mismo: el niño”, afirma.

Con el objetivo de preparase para la gestión, Valeria cursó el Postgrado en Gestión Educativa y, previamente, el Postgrado en Cambio Organizacional. Este último lo realizó para “abrir la cabeza, para no estar siempre con la misma gente. [En el postgrado] era la única con formación en Educación y me planteaba desafíos constantes. También me permitió realizar trabajos en equipos con profesionales con otras formaciones y eso me aportaba otras miradas”.

Su tarea en el MEC tiene un gran componente de planificación y acompañamiento “similar a lo que hacés como maestra, por lo que cuando vas a un centro, podés aportar desde ahí: cómo se trabajan los programas con el niño, qué intencionalidad educativa hay, y acompañar en los procesos de los centros, para lo cual es muy importante la experiencia previa de trabajo en el aula”, destaca.

“La formación de quienes trabajan con el niño” es una de las claves de los centros de educación inicial, asegura Valeria. “Un maternal es mucho más que cuidar niños”, plantea, y reconoce allí parte fundamental de su trabajo: “se necesita saber qué es lo que uno hace, por qué a los niños se les da un juego y no otros, y cómo estimularlos”. También destaca el papel de los directores de los centros porque definen hacia dónde ir y a qué apuntar.

El amor de Valeria por la Educación viene de familia, ya que hay muchos integrantes que trabajan o se vinculan al área social. Su decisión de estudiar Educación Inicial fue en 6° año de liceo cuando tras una visita de la UCU a su liceo, vio la currícula. Para ella, alguien que trabaje en el área debe tener “mucha paciencia, con los niños y con los padres. Creatividad, espíritu lúdico, observador activo (distinto al ojo persecutor). Flexible intelectual y actitudinalmente. Capacidad de negociación y saber esperar, porque trabajamos con procesos”.

Nota y foto: Matías Gómez Balarini

Bookmark and Share