Educar fuera de la escuela

Educar fuera de la escuela
Jueves, febrero 23, 2017

#historiasUCU

Para Leticia Dubcovsky es importante seguir el proceso educativo de los niños con las familias y en el barrio

Leticia Dubcovsky se siente una afortunada por haber podido estudiar y trabajar en lo que le gusta. Esto la motiva a devolver y “brindarse a otros” para que Uruguay tenga mayor justicia en el acceso y el disfrute de la educación.

Graduada en Psicopedagogía en la UCU, Leticia trabaja en el Club de Niños Providencia ubicado en Cerro oeste. Allí colabora en la tarea de los maestros que atienden a los niños del barrio. Día a día propone distintas actividades y alternativas para poder evaluar y mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje de los chicos. Leticia sostiene que si se ingresa al salón de clase a colaborar con los maestros se puede observar cómo, quien está frente a la clase, maneja distintas situaciones con alumnos muy diferentes, con distintas potencialidades. “El objetivo es trabajar en conjunto para lograr una mejor intervención con todos los niños”, cuenta Leticia.

Además, Leticia lleva adelante su trabajo con una visión comunitaria y así atiende a los niños en el contexto escolar, familiar y a nivel barrial. “No solo es importante lo que se aprende en la escuela o en el Club, sino que hay más factores que inciden en el proceso de aprendizaje y también hay que trabajarlos”, asegura.

El espacio donde Leticia recibe a los niños para hacer seguimientos individuales es pequeño, con colores vivos y frases motivadoras pegadas en las paredes. Un cartel con imágenes de Mafalda pegado en la puerta alienta a los niños: “Todos podemos alcanzar nuestras metas ¿Qué hay que hacer? Ponerse una meta, esforzarse mucho y lograrlo”. En otra pared, una pizarra dice “Febrero: ¡Nos preparamos para los empezar las clases con todo!”. “Es importante encontrarle la vuelta para que el niño se motive, disfrute y quiera aprender”, destaca.

A su vez, Leticia resalta el ambiente que existe tanto en el Club de Niños como en el Liceo Providencia, que está enfrente. “Toda la gente que trabaja en Providencia está involucrada con las familias y con los chiquilines, y tienen la motivación de que se superen, porque realmente creemos en la educación como una herramienta para salir adelante, mejorar la sociedad y construir igualdad de oportunidades”, asegura.


En la foto: Fachada del Club de Niños Providencia

Leticia continúa con su formación. Ya está en las etapas finales de la Maestría en Educación con énfasis en Gestión Educativa que imparte la UCU. “Me gustaría seguir vinculada a la educación, la maestría la hice porque yo tenía una visión muy específica desde lo psicopedagógico y quería complementarlo”, cuenta. En el futuro, Leticia espera seguir trabajando en lugares donde se promueva la igualdad de oportunidades educativas para los niños y adolescentes de nuestro país.

Fotos: Matías Nobelasco

Facultad:

Bookmark and Share