Departamento de Derecho Procesal

Departamento de Derecho Procesal

Fruto de varios años de actividad ininterrumpida, y de mucho trabajo, esfuerzo y talento de profesores de esta Casa de Estudio, algunos de los cuales por diversos motivos ya no se encuentran entre nosotros, el Departamento de Derecho Procesal de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica del Uruguay, adopta desde ahora, una nueva modalidad de comunicación a través de esta página. 

En estas palabras iniciales de presentación del área, nos proponemos exponer brevemente las ideas básicas que inspiran las actividades que en ella se realizan, tanto en lo que refiere a los cursos de grado, como al resto de las actividades académicas que se llevan a cabo por parte de ésta.

En primer término, y como elemento objetivo, se parte de la premisa que el Derecho Procesal constituye un sector de la ciencia del Derecho, y como tal debe ser tratado, analizado, aplicado e investigado. Para ello en la enseñanza, en el análisis, en la aplicación y elaboración del Derecho Procesal, se procura observar con rigor, el método que todo conjunto orgánico y científico supone que se utilice.

En segundo lugar, además del rigor y método con que debe tratarse la materia, con el mismo énfasis, y como segunda idea básica, se tiene presente que el Derecho en general y el Derecho Procesal en particular, tiene como destino servir al hombre genéricamente hablando, y por tanto, no habrá ninguna actividad que pueda resultar ajustada a las necesidades del ser humano y de la sociedad, si en ella no se observan los valores sentidos como los mas caros a los destinos de la humanidad.

Expresaba uno de los máximos exponentes de la escuela procesalista uruguaya, don Eduardo J. Couture en su Introducción al Derecho Procesal Civil, refiriéndose a esta materia, que este Derecho se nos presenta en su apariencia, como la forma solemne, el ceremonial de la justicia. Pero la experiencia enseña que eso es solamente la envoltura de las cosas. “Por debajo de las formas existe un contenido profundo y angustioso que es necesario hacer salir a la superficie.”

Seguidamente expresa el maestro, que el procesalista nunca debe olvidar el consejo que RODIN daba a sus alumnos en términos que reproduce y que por su pertinencia nos permitimos reiterar: “Que vuestro espíritu conciba una superficie, tan solo como la extremidad de un volumen que empuja desde dentro; toda vida surge de un centro en el que germina y luego va desde el interior hacia el exterior; no hay líneas; sólo existen volúmenes; cuando se modela no se debe pensar en superficie sino en relieve; el relieve viene desde dentro y es el que determina el contorno.”

En dicha frase hay una pauta clara de concepción que atañe no sólo al Derecho Procesal, y que se complementa con el desarrollo de un espíritu humanista y universitario. La cita de RODIN en la obra de aquél gran maestro uruguayo, nos trae a la memoria, a los queridos profesores nuestros que han hecho grande al procesalismo uruguayo y que, más allá de diferencias de criterios en cuestiones científicas, tienen como denominador común la grandeza de espíritu, la solidaridad, la modestia y sencillez de quienes han podido alcanzar grandes cosas.

En ese recuerdo queremos mencionar especialmente a dos profesores de esta casa lamentablemente desaparecidos físicamente, como lo fueron el profesor Enrique E. Tarigo, personalidad polifacética y destacada en todos los ámbitos, profesor de excepción respetable y respetado, leal amigo y Víctor H. Bermúdez, jurista excepcional, juez de nota, quien además de haber ejercido la docencia en esta Facultad, realizó un magisterio destacado desde su actividad como magistrado.

Esas grandes ideas y valores inspirarán nuestra actividad procurando continuar en el sendero marcado por los maestros, y abrir nuevos caminos en la búsqueda incesante de la superación, y contribuir, aunque de modo mas o menos directo, al logro del bienestar general de la sociedad.

Director
Walter D. Guerra Pérez
wguerra@ucu.edu.uy 

 

Bookmark and Share
Agenda de actividades

Ver agenda