Arte para la ciudad

Facultad de Ciencias Humanas

Arte para la ciudad
Jueves, junio 21, 2018

Estudiantes de Artes Visuales pintaron un mural en Pocitos

Estudiantes del primer año de la Licenciatura en Artes Visuales pintaron un mural urbano en José Ellauri entre Bulevar España y Lamas a partir de la invitación y el apoyo del Municipio CH.

Los profesores encargados fueron Carina Infantozzi, del curso Comunicación Visual, y Guillermo García Cruz, del curso Dibujo A, que trabajaron en conjunto con los estudiantes de primer año. El diseño fue realizado en el marco de los cursos donde los estudiantes elaboraron las ideas y las propuestas visuales tematizando la vegetación y el entorno urbano, y donde decidieron, en forma colectiva, la propuesta que más revalorizaba al lugar desde el color y el dibujo.


Foto: vía Andrés Abt (@Andresabt) y Felipe Paullier (@felipepaullier)

Esta idea surge desde el contexto de un Convenio Marco firmado entre el Municipio CH y la Universidad. “Desde el Municipio CH siempre hemos fomentado generar articulación con actores de la comunidad para el desarrollo de nuestros barrios y por eso la oportunidad de trabajar en conjunto con la UCU, sus docentes y estudiantes ha sido una experiencia súper enriquecedora. Pintar un mural en conjunto con estudiantes es mucho más que la intervención puntual de embellecer un espacio, es articular distintas visiones, investigar y entender que el desarrollo de la ciudad es un proceso colectivo” comentó Felipe Paullier, asesor del alcalde Andrés Abt


Foto: gentileza Guillermo García Cruz

Desde la Licenciatura, García Cruz resume el valor agregado por este trabajo: “los estudiantes tomaron conciencia de su intervención en la ciudad y cómo eso generaba inflexiones en la cotidianidad del barrio. La reacción positiva de los vecinos sirvió como gran motivación para que todos realizaran su trabajo en menos tiempo del planificado y revalorizaran todo el proceso que los llevo a este resultado. Fue fundamental para los alumnos ver que su investigación se transforma en obra y pasa a formar parte de la ciudad, por eso creo que este tipo de actividades son las que generan mayor compromiso con su carrera y toma de conciencia del aspecto social de las artes visuales”.

El proceso del mural

El profesor Guillermo García Cruz cuenta el proceso: se realizó la visita al lugar de intervención con los alumnos, el relevamiento del espacio, de las sensaciones y las diferentes expresiones que manifestaba ese punto específico de Montevideo. A partir de allí se llegó a una elaboración conceptual y un collage inspiracional que funcionó como base y punto de partida para la continuación del proyecto en Dibujo A. “Desde el curso nos planteamos un proceso colectivo que contemplara las ideas de todos” desarrolla. “En principio tomamos ideas visuales grupales que surgen de los conceptos, seleccionamos una paleta de color entre todos que se destacara en ese ámbito urbano y luego cada uno propuso una composición final que fue seleccionada y votada por todo el grupo. Finalmente partiendo de ese diseño, lo último que se realizó en clase fue la planificación de horarios y actividades antes de la reunión en el muro”.


Foto: gentileza Carina Infantozzi

Con respecto a la producción, García Cruz detalló que el trabajo que se dividió en tres partes: blanqueamiento del muro; dibujo y realización del fondo de colores -para lo cual hubo una división clara de tareas en dibujo, preparación y planificación de los colores relleno y contornos finales-; línea final del dibujo en negro -del cual participaron todos los alumnos para que la expresión final del trabajo reuniera las diferentes individualidades contenidas en la diversidad de trazos- y por último la limpieza del lugar. “La experiencia fue definitivamente positiva ya que se mantuvo siempre un trabajo dinámico y agradable. Y pudimos cumplir el mayor desafío que era poder proyectar el diseño en el muro sin alterarlo. Lo que más aprendí fue a pintar, mantenerme enfocado en la obra bajo presión y relacionarme con el contexto” cuenta Juan Pablo Roosen, uno de los estudiantes que participó.


Foto: vía Andrés Abt (@Andresabt) y Felipe Paullier (@felipepaullier)

"Este tipo de acciones generan distintos impactos positivos. Es como hacer acupuntura en la ciudad", afirmó el alcalde del municipio CH, Andrés Abt al portal Ecos.uy al ser entrevistado sobre la intervención. Con respecto a los vecinos, "comentaban que por suerte se estaba recuperando un muro que durante años ha estado totalmente sucio. Me parece que esto visualiza y mejora el entorno". La calle Ellauri es muy transitada: “Nosotros pasamos todos los días para ir hacia el colegio y anteriormente ese muro siempre era un asco. Gris, con papeles mal pegados y aburrido. Una vez pintado esa calle es alegre, colorida y ahora siempre que pasamos, vemos ese muro pintado con todo el esmero que todos ustedes le pusieron para cambiar un poco está ciudad" contó Juliana Macazaga, de 11 años, quien pasa por allí todos los días.

Abt resaltó el relacionamiento con la Universidad: "Y que lo hagan alumnos es muy lindo porque los vincula directamente con el barrio, conocen el lugar", expresó y agregó: "Nos parece importante que la academia esté siempre vinculada al desarrollo de la ciudad", según el mismo medio. En el segundo semestre se realizarán más colaboraciones entre la Licenciatura en Artes Visuales –y otras Licenciaturas de la Facultad de Ciencias Humanas- y el Municipio CH.

En palabras

Milagros Prato, estudiante que generó el diseño elegido: 

“La experiencia del mural fue tremenda, pasé por varias fases. Al principio, cuando dieron el tema de vegetación y fuimos con Comunicación Visual a hacer el relevamiento fotográfico de la zona, no entendía muy bien que camino íbamos a agarrar y en qué iba a terminar el mural y esa idea. Después a medida que lo fuimos charlando y haciendo ejercicios en clase agarró más forma. En Dibujo A comenzamos a hacer el diseño y no tenía mucha idea de qué era lo que quería ni como lo quería hacer. Me acuerdo que estuve toda esa clase con dudas de mi diseño y me llevé varias ideas para casa, y fue ahí donde me tiré más para un lado y lo diseñé. 


Foto: gentileza Guillermo García Cruz

Me tomó muy de sorpresa y de buena manera que mis compañeros elijan mi diseño para ser plasmado en el mural. Después de eso, estaba súper ansiosa por pintarlo y ver como quedaba (tenía que quedar bien). El día que pintamos estuvo increíble, llegamos a las 10 de la mañana y nuestro plan era terminar a las 5 de la tarde. De sorpresa para todos terminamos antes y quedó mucho mejor de lo que yo me esperaba. También fue excelente experiencia como grupo, el trabajar en algo todos juntos con el mismo objetivo nos super unió. Creo que la mayor enseñanza que me llevo del mural es que metiéndole ganas a algo sale, y sale lindo. Siempre quise pintar un muro y al final pintamos un muro gigante, un diseño propio y ¡quedó divino!".

Texto: Mariangela Giaimo

Bookmark and Share