Cómo se puede enseñar Obligaciones

Cómo se puede enseñar Obligaciones

Martes, enero 15, 2019

Columna de opinión de la Dra. Nilza Salvo*

Es casi un lugar común afirmar que Derecho de las Obligaciones es una de las materias más difíciles de las carreras de Abogacía y de Notariado y, si bien ello es así, lo cierto es que la forma en la que se encaraba su enseñanza contribuía a tornarla poco accesible y, para algunos, prácticamente incomprensible.

En efecto, así como nos habíamos “olvidado” que el contrato es una operación económica y solo hablábamos del negocio jurídico, también la enseñanza de esta materia se había vuelto básicamente teórica, desconociendo que nuestra vida diaria está llena de obligaciones.

En la enseñanza de grado la idea guía debe ser la de dotar al estudiante de las herramientas básicas que le permitan desenvolverse, lo que únicamente se puede lograr si, junto al saber, se sabe hacer.

A tales efectos, se busca la comprensión y la aplicación del derecho, mezclando en sus justas proporciones lo teórico con lo práctico.

Por ejemplo, en lugar de memorizar cuáles son las situaciones jurídicas de acreedor y de deudor, se plantea algo tan común como sería la compra de un refresco en la cantina y, a partir de ahí, se intenta que el estudiante logre aplicar los conceptos teóricos al caso concreto.

Por tanto, la enseñanza del Derecho de las Obligaciones implica al día de hoy el empleo de diversas técnicas, adaptadas a la realidad de estudiantes de segundo año, tales como el método del caso, el debate y los talleres de jurisprudencia.

Nilza Salvo es profesora de la asignatura Derecho de las Obligaciones en la Facultad de Derecho de la Universidad Católica del Uruguay y ministra del Tribunal de Apelaciones.

* Las opiniones expresadas en el presente artículo son de responsabilidad exclusiva de su(s) autor(a)(es). Por permitir su publicación la Universidad Católica del Uruguay no necesariamente comparte lo allí expuesto

Facultad:

Facultad por Defecto: