Comunicación, surf y sustentabilidad

Facultad de Ciencias Humanas

Comunicación, surf y sustentabilidad
Lunes, setiembre 3, 2018

Diego Casas lleva adelante el proyecto audiovisual Metta People of Land, historias que inspiran el cuidado de nuestro entorno

Graduado en Comunicación, Diego Casas entiende a la sustentabilidad como “un objetivo, una meta que nos deberíamos plantear cada vez más en serio; es algo que podemos alcanzar si cada uno aporta lo que está a su alcance”. Esta concepción fue la que lo inspiró para llevar a adelante el proyecto Metta People of Land, una serie de documentales que cuentan historias de personas, en distintas partes del mundo, “que invierten gran parte de su tiempo en cuidar de su entorno”. El objetivo es que “estos mini documentales sirvan para demostrar que cualquier persona puede cuidar el medio ambiente desde su casa, en su trabajo o en el otro lado del mundo”, explicó.




Su interés por los temas ambientales surge, en parte, por el surf, deporte que practica desde los 14 años. “El surf me dio la conexión con el mar y la playa y me hizo entender que hay que cuidarlos para poder seguir usándolos y apreciándolos”. También fue lo que lo hizo viajar, “ha sido quizá la principal motivación y un claro determinante en la elección del destino. Pero trato de que no sea lo único. Hoy se pueden hacer viajes donde vas simplemente a surfear. Yo intento surfear lo más que puedo, pero también visitar lugares, conocer la cultura, personas y apreciar donde estoy más allá de las olas”. El proyecto Metta se gestó en Australia, Indonesia, Sri Lanka y España, pero Diego también estuvo por varios países de Sudamérica, Europa y Asia.



Diego no tiene un método fijo para elegir y aproximarse a cada protagonista de sus documentales. No hay recetas. Su estrategia es estar atento, hablar con los lugareños y analizar si lo que se le presenta “coincide con lo que estoy buscando”.  En el primer acercamiento, se guía un poco por la intuición, ve quién es el personaje o proyecto, “esa espontaneidad es parte de la esencia que busco que tenga Metta People Of Land”.

Cada historia es trabajada en forma única, cada una necesita su propio tiempo de guionado, rodaje y edición. “Algunos fueron rodajes de dos días prácticamente espontáneos y otros de 10. La edición de algunos la hice en una semana y de otros me ha llevado hasta dos meses porque como estoy viajando los tiempos van cambiando. Cada historia tiene su tiempo propio”.



Hasta ahora hay cinco episodios, dos publicados en Instagram, lugar en donde da a conocer sus materiales. “Quizá pueda hacer un par más en lo que queda del año”, anunció. Por otro lado, desde su punto de vista las acciones de cuidado del ambiente que muestran sus historias son replicables en cualquier lugar del mundo: “trabajar con pequeñas comunidades, educar, reciclar, tener un estilo de vida que ayude y no destruya. Uruguay no es la excepción, es más, considero a nuestro país un lugar fácil para replicar cada una de las acciones”.

Asegura que la comunicación puede tener un papel fundamental en elevar o multiplicar esas experiencias, “es decir: en hacer llamados a la acción, en expandir el interés en el público y hasta cambios en políticas de gobiernos. Si se logra llegar al público está bueno que sea para educar, impulsar el cambio y colaborar con aquellos que lo están generando”.

Como meta a corto plazo, Diego se propone cerrar el ciclo Metta People of Land, “lograr buenas historias y seguir aprendiendo. Luego veré qué más puedo hacer. Lo que sí es seguro es que quiero seguir en la misma línea de conectar la comunicación y la causa, sobre todo relacionado a la sustentabilidad”.

Fotos: gentileza Diego Casas

Bookmark and Share