Conectado con el mundo a toda hora

Conectado con el mundo a toda hora

Jueves, junio 9, 2016

#historiasUCU

Graduado en Negocios Internacionales e Integración y con una maestría en Inglaterra, Bernardo Muniz integra el directorio de una empresa familiar de logística 

Ya sea viernes de noche, martes a las dos de la mañana o sábado en medio de un asado con la familia, el Mag. Bernardo Muniz, graduado en Negocios Internacionales e Integración, está siempre alerta de su celular. Es que el trabajar en la empresa familiar que se integra por una agencia de cargas internacional y un despacho de aduanas, hace que los servicios que brindan, así como sus clientes, estén en cualquier lugar del mundo. 

Bernardo empezó en la empresa familiar poco tiempo después de salir del liceo. En un principio, su padre no quería, que trabajara allí, pero a Bernardo le empezó a gustar el rubro de la empresa. Al poco tiempo hizo un curso de Comercio Exterior en la Cámara Uruguayo – Alemana y, en el  momento en que tuvo que decidir su formación universitaria, la Licenciatura en Negocios Internacionales e Integración fue la opción.

Luego de finalizar sus estudios en la UCU, Bernardo continuó capacitándose: realizó una maestría en Supply Chain and Logistics Management en la Kingston University de Londres, y obtuvo el título de Despachante de Aduanas.

Con ese bagaje formativo y de experiencia laboral, actualmente integra el directorio de las dos empresas familiares: el despacho de aduanas y el agente de cargas, tareas que tienen una clara vinculación: “mientras que el agente de cargas es un nexo entre el importador, el exportador y los medios de transporte, el despachante de aduanas hace, a nivel local, las gestiones con la aduana para que la mercadería ingrese al país”, reseña. Es por ello que muchas veces, ambas empresas comparten los clientes y un proceso común.

Su experiencia en la empresa familiar le permitió la posibilidad de participar de tareas de finanzas y administración que le permitían aplicar –y complementar– los conocimientos adquiridos durante la carrera. En la actualidad elabora planes de desarrollo y se dedica a la resolución de problemas. Quizás por ello es que para Bernardo, quien trabaje en Comercio Exterior debe “ser proactivo, atento y sobre todo, le deben gustar los problemas”, ya que en cualquier momento un contenedor puede quedar varado en una aduana y “al cliente hay que resolverle el asunto”.

“Quizás para muchos sea fácil trabajar en una empresa familiar, pero para mí es un desafío, y tiene la complejidad de administrar bien algo que funciona hace más de tres décadas”. Dejar de hablar de trabajo en la casa, implementar nuevas ideas o adaptar la empresa a la tecnología fueron otros desafíos fuertes para Bernardo.

Además de la Maestría en Londres, realizó un intercambio estudiantil en su último año de liceo: “las experiencias de estudiar en el exterior te ayudan mucho a desarrollarte, porque vas a un lugar donde no conocés a nadie y –en mi caso– con un idioma que no es el tuyo, lo que hace que tengas que desenvolverte sólo y resolver vos mismo tus problemas”. El desarrollo profesional y la preparación que dejan esas experiencias formativas son fundamentales para enfrentarse al mercado laboral, destaca.

Nota: Matías Gómez Balarini. Foto: Fernanda Olivera

 

Events Calendar