Covid-19 y adultos mayores: ¿cómo estar cerca?

Covid-19 y adultos mayores: ¿cómo estar cerca?

Miércoles, abril 29, 2020

Natalie Figueredo, directora de la Maestría en Cuidados Paliativos y profesora de alta dedicación del Departamento de Ciencias de la Enfermería, reflexiona sobre las nuevas rutinas que hay que generar para acompañar a las personas mayores que se encuentran en residenciales

En esta situación que está viviendo el mundo entero, nos invade una cascada de información y de noticias ambiguas, que nos generan sentimientos de incertidumbre con respecto a la pandemia del nuevo coronavirus. Una de las noticias que nos afecta a todos es la que se refiere a los residenciales para personas mayores.

Se nos describe, a través de los medios, una situación de vulnerabilidad, desolación y desamparo de los mayores que residen en centros de larga estadía. Estas noticias generan sentimientos de indignación y repudio hacia los cuidadores y gestores de estas instituciones, haciéndoles responsables por la desprotección de nuestros padres, abuelos y seres queridos más viejos.

Las causas de institucionalización, en general, están marcadas por una situación de dependencia de la persona para la realización de sus actividades cotidianas, y los familiares tratamos de hacer lo mejor para que nuestro familiar esté bien cuidado. Para esto elegimos un lugar por referencias, confiando y generando confianza con el equipo de cuidados de la residencia.

Frente a un nuevo escenario, dinámico y desconocido, es importante crear nuevas rutinas en torno a las personas mayores y su cuidado. Estas prácticas proveen un marco de referencia que estructura de manera positiva el cuidado de la persona mayor y protege a quien lo cuida y por otro lado brinda tranquilidad a los familiares.

Para mantener la cercanía, es fundamental mantener el contacto con las personas mayores a través de la tecnología utilizando audios, llamadas telefónicas, videos o video llamadas que los mantengan al tanto de los acontecimientos familiares. Asimismo, explicar en todo momento que sea necesario a nuestros mayores el porqué del aislamiento, para que disminuya su confusión y se habitúe al cambio.

Resulta necesario que los familiares colaboremos en aceptar las limitaciones en las visitas a las residencias, y tomar las precauciones necesarias para minimizar el riesgo de contagio. También es importante la comunicación con la residencia para planificar cómo mantener los contactos, en horarios y modalidad, de manera de poder atender a todos los mayores con igual calidad.

 

Facultad:

Facultad por Defecto: