Crear oportunidades para microproductores

Crear oportunidades para microproductores
Miércoles, octubre 3, 2018

#emprendedoresUCU

Sellin ofrece una plataforma para que pequeños emprendedores puedan vender sus productos en todo el país y el exterior

Nosotros creemos en productores que cuentan historias y en aliados que puedan transmitirlas, valorizando todos los eslabones de la cadena y no ocultándolos”, señala Diego Fraga, que junto con Mariana Chilibroste, dirige Sellin, un emprendimiento que busca generar oportunidades laborales para microproductores.

Desde el comienzo ambos tuvieron claro el para qué: “generar oportunidades de trabajo para la gente, a partir de una empresa sostenible en el tiempo”, aunque el cómo fue variando. La idea con la que desarrollaron el modelo de negocio fue ir a lugares del interior, identificar microproductores que desarrollen buenos productos y venderlos con las marcas de éstos. Hoy la empresa cuenta con tres líneas de negocio: la venta de productos a cliente final, regalos corporativos con impacto (empresas que eligen comprar un kit de Sellin), y producción descentralizada para terceras marcas, que le generan oportunidades de trabajo a la gente. Aparte, cuentan con una red de más de 20 aliados comerciales y más de 260 microproductores.


En la foto: Mariana Chilibroste

La compra con valor, el comercio justo y la dignificación del trabajo son pilares fundamentales: “no tenemos productos con marca Sellin. La marca es la de cada emprendedor”, afirma Diego. Mariana agrega que se convirtieron en un “hub que nuclea un montón de capacidades y generamos oportunidades de trabajo bajo alianzas que se sustentan en esos pilares”.


En la foto: Diego Fraga

Entre los principales nichos para productos Sellin se encuentran la lana, que trabajan con corriedale criolla y merino, a los niños (ropa, juguetes), la decoración y objetos de talabartería. “En general compran los productos o por su diferencial o por la historia y los materiales que hay detrás”. Y desde hace un tiempo, aparte de hacer la conexión bidireccional Montevideo-interior interior-Montevideo, Sellin comenzó a expandirse al mercado internacional: “tenemos aliados comerciales, uruguayos que viven en el exterior, a los que le interesa comercializar productos uruguayos. Contamos con gente en Alemania, Estados Unidos y México que está generando los contactos para vender nuestros productos”.

Giros

 “Al inicio teníamos productos del exterior y se los dábamos a los revendedores, así que las oportunidades eran para ellos. Recorrimos el interior y vimos que eso no generaba el impacto que estábamos buscando, además: nos decían “fulanito tiene x producto que está buenísimo”, y ahí nos dimos cuenta que debíamos enfocarnos en estos pequeños emprendedores”, cuenta Mariana. “El propósito nos encontró y nos deja claro que tratamos de dar soluciones nuevas a problemas históricos y, para eso, se necesita de todos”, coinciden.


En la foto: Stand de Sellin durante la última edición de la ExpoPrado

La producción descentralizada para terceras marcas se agregó a su línea de trabajo como resultado de esa apertura al “cómo”: “vimos que había productores que tenían buena técnica, pero sus productos no tenían el valor diferencial que se necesitaba. A la vez, empresas se nos acercaban para consultarnos si conocíamos gente que pudiera hacer productos específicos con determinados materiales, y decidimos apostar a una fuerza de trabajo descentralizada para dar respuesta a quienes quieren producir en Uruguay. La idea es “vos desde tu casa podés hacer cosas””, reflexiona Diego.

Los emprendedores

Mariana es graduada en Psicología y tiene un postgrado en Psicología del Trabajo por la UCU. Diego es Diseñador Industrial. Ambos se conocieron por el emprendimiento: “Mariana arrancó con la idea y un día Oliver Socas, de IthaKa, me cuenta que me va a poner en contacto con alguien que tenía unas consultas sobre marketing y ventas para un proyecto “buenísimo que se alineaba con ideas que a mí me gustaban”, cuenta Diego.

Al hablar sobre Sellin a ambos les brota la ilusión, el entusiasmo y el compromiso con el proyecto: “estamos convencidos que nuestra vida nos preparó para el emprendimiento. Mariana trabajaba con las personas y yo con los productos y esos saberes se unieron para generar Sellin”, afirma Diego.

Debido al crecimiento han sumado una persona en la gestión de ventas, un diseñador in-house y una persona que se encarga de las exportaciones. Aparte cuentan con más de 20 aliados comerciales, tanto minoristas como empresas, y la red de más de 260 microproductores.

Facultad:

Bookmark and Share