Cuando la ciencia se une con la clínica

Cuando la ciencia se une con la clínica
Jueves, mayo 5, 2016

#historiasUCU

Con experiencia en Uruguay e Israel, el Dr. Gabriel Mizraji señala que el odontólogo debe concientizar a la población de la importancia de los problemas dentales

Gabriel Mizraji lleva la odontología en sus genes. Cuando era chico pasaba sus ratos libres en el consultorio de sus padres, ambos odontólogos, por lo que definir su profesión fue sencillo. Quizás, en ese momento, lo que no imaginaba era que con 32 años se iba a encontrar, junto a su esposa y su hijo, en Israel cursando un doctorado y una especialidad. Es así que Gabriel pasó de ayudar a sus padres a realizar dientes de cera o acrílico a estudiar un programa titulado "Especialista investigador", que combina estudios de doctorado con una carrera de especialidad.


En la foto: Gabriel Mizraji

La investigación que realiza en el Departamento de Periodoncia de la Facultad de Odontología de la Universidad Hebrea de Jerusalén y Centro Médico Hadassah se centra en comprender la patogénesis de la enfermedad periodontal, “comprender cuáles son los mecanismos que producen la enfermedad de las encías, especialmente la interdependencia entre las bacterias orales y el sistema inmunológico”, explica Gabriel. Cuando se le pregunta por qué estudia este tema, Gabriel afirma que “hasta que no se entienda a fondo este proceso, no existirá un tratamiento realmente efectivo contra la periodontitis”. La especialidad en periodoncia se basa principalmente en el tratamiento de pacientes con problemas en los tejidos de soporte del diente, combinado con docencia en pregrado, investigación y rotación en otros departamentos. 

Como fruto de su investigación Gabriel ha publicado varios artículos en revistas científicas, así como también ha presentado sus resultados en diversos congresos nacionales e internacionales. Su objetivo al finalizar sus 8 años de estudios académicos y clínicos es combinar y aplicar la investigación en ciencias básicas con el trabajo clínico. 

La decisión de radicarse en el exterior no fue fácil. "En Uruguay me estaba realizando como persona, académico y profesional”, cuenta Gabriel, pero la atracción por la investigación fue la razón que lo embarcó en este viaje. En Israel combina el estudio con el trabajo ya que. Luego de aprobar los exámenes de reválida, se desempeña como dentista en una clínica pública desde hace cuatro años y medio.

Hace doce años Gabriel tomó la decisión de estudiar en la UCU: “Cuando visité la Facultad de Odontología quedé maravillado por el planteo académico y por la modernidad de las instalaciones. Me quedé con la impresión de que estaba en una facultad del futuro. Viéndolo en retrospectiva, estoy muy contento con la decisión que tomé”. Además, señala que la facultad lo preparó como odontólogo y como persona: "Me dio las herramientas para poder brindarle a la sociedad un servicio de calidad, permitir a los pacientes sonreír sin tener vergüenza ni dolores, y así mejorar su calidad de vida y su felicidad”, destaca Gabriel.

Tambien destaca la educación basada en valores que recibió en la UCU, marcada por la honestidad y el respeto al prójimo: "Aprendí que la odontología se trata de escuchar y entender las necesidades de la persona que tenemos enfrente. No hay recetas universales, sino que la mejor opción de tratamiento es aquella que mejor se adapte a cada paciente”, asegura.

Como mensaje para los futuros odontólogos, Gabriel sostiene que el principal desafío es educar al paciente hacia la prevención y el cuidado diario de su boca. "Nuestro mayor aporte debería ser el de concientizar a la población que los problemas dentales son tan importantes como los de cualquier otra enfermedad”, concluye.

Nota: Matías Gomez Balarini | Foto: gentileza Gabriel Mizraji

Facultad:

Bookmark and Share