De inspiraciones y aprendizajes

De inspiraciones y aprendizajes
Viernes, agosto 16, 2019

Ocho profesores inspiradores reflexionan sobre la pasión y las enseñanzas detrás de sus tareas

A fines del año pasado, casi 5.000 estudiantes respondieron en el censo de opinión de la UCU decenas de preguntas sobre la vida universitaria. Entre la lista de interrogantes había una a la que nunca antes se habían enfrentado, pero seguro ya la habían pensado, la habían compartido con sus compañeros de clase y, tal vez, hasta se la habían dicho a la persona involucrada. La pregunta, entonces, decía así: “Según tu experiencia hasta ahora en la universidad, ¿cuál ha sido el profesor más inspirador para ti?”. Del otro lado de la pantalla casi 5.000 estudiantes teclearon un puñado de letras y dejaron estampado un nombre y un apellido. Meses después, 15 profesores recibieron un correo electrónico que les daba la noticia.


Ahora, unas semanas después de haber recibido un diploma que da cuenta de la mención, nueve profesores reflexionan sobre docencia, aprendizaje e inspiraciones. Ariel Cuadro (FCS), Richard Danta (FCH), Juan Daniel Fernández (FCS), Leonardo Fraga (FCE), Federico Heuer (FCE), Javier Mazza (Deartamento de Humanidades), Mauro Mendiburu (FCE, Campus Punta del Este), María Eugenia Pereira (FCE) y Daniel Rivero (FCS) respondieron a cuatro preguntas.

¿Qué es lo más extraordinario, a su entender, de la docencia?

  • El participar en el aprendizaje de otros. (Cuadro, profesor de Psicología del Aprendizaje)
  • Para el profesor, el proceso formativo del estudiante es una experiencia ajena (la vive el otro: el estudiante), y la tarea docente es el privilegio y la responsabilidad de acompañarlo/a en ese proceso. Cerca, con atención y cuidado, pero siempre respetando el espacio de ese otro. Ese lugar (cercano y lejano a la vez) le da al docente una perspectiva única desde donde testimoniar el crecimiento del estudiante; un proceso, además, donde el profesor tiene la fortuna de aprender de uno mismo, cuando aprende con y sobre el otro (el estudiante). (Danta, profesor de Semiótica y Comunicación Visual)
  • Formar parte de la vida de los estudiantes, participando en el aprendizaje no solo de transmitir un concepto teórico, sino de transmitir valores. La docencia es creatividad, humildad, paciencia (mucha paciencia) entrega y respeto hacia ellos y hacia ti mismo. Entregar sin ningún egoísmo mis conocimientos, mi tiempo y el amor que siento por mi profesión. (Fernández, profesor de Anatomía, Histología y Fisiología)
  • Guiar y transformar es lo apasionante. (Fraga, profesor de Finanzas, Contabilidad y Administración Estratégica)
  • La posibilidad de incidir directamente en la formación de los profesionales del futuro y tratar, de ese modo, de contribuir a un mundo un poco mejor. (Heuer, profesor de Contabilidad General e Información para la toma de decisiones)
  • El contacto diario con los alumnos. Dejarse sorprender por sus aportes. Generar ganas de aprender. (Mazza, profesor de Antropología filosófica)
  • Que los estudiantes se convenzan o descubran que, con su esfuerzo y sus posibilidades, pueden ser exitosos en sus objetivos. (Mendiburu, profesor de Entorno Económico Nacional, Microeconomía, Macroeconomía)
  • Lo más extraordinario de la docencia es saber que lo que estás haciendo tiene un impacto en alguien. Creo que la docencia es mucho más que simplemente trasmitir conceptos. Un buen docente se vuelve una persona importante en la vida del estudiante, capaz de guiarlo en otras áreas que van más allá de la asignatura.  Poder generar la confianza suficiente con el grupo para que esto suceda y seguir siendo su docente una vez que el curso finalizó, es extraordinario. (Pereira, profesor de Entorno Global de Negocios, Acuerdos Comerciales, Negociación en los procesos de integración)
  • La mezcla de cariño y respeto de los estudiantes que te hacen llegar todos los días. (Rivero, Atención temprana, Formación personal por vía corporal, Psicología del desarrollo)


¿Qué pistas puede darnos sobre cuáles son los recursos que utiliza en clase y los estudiantes valoran tanto?

  • A nivel conceptual, la escucha y el acompañamiento en los procesos formativos del estudiante; a nivel instrumental, productos culturales contemporáneos (cine, música, productos audiovisuales, publicidad, noticias y actualidad) que son disparadores de debates y análisis reflexivos. (Danta)
  • Primero que nada, la pasión y el entusiasmo de transmitir y motivar a los alumnos a despertar la curiosidad de aprender y saber. El respeto entre ellos y respeto hacia ellos, conocerlos a todos desde el primer día. La empatía, o sea la capacidad de entender las dificultades e inquietudes del punto de vista cognitivo y también personal. (Fernández)
  • Intento generar un interés por el saber, por el conocimiento y que mi enseñanza sea lo más personalizada posible, adaptándome a los ritmos diferentes de cada alumno. Considero que acceder a una buena educación es alcanzar un margen mayor de libertad y, para mí, la libertad es el valor supremo. (Fraga)
  • Sospecho que tiene más que ver con la pasión que transmito por lo que hago que con algún otro recurso específico. Las horas de actividad laboral que disfruto más son las que comparto con los estudiantes en clase, no pocas veces me descubro a mí mismo sonriendo en clase. (Heuer) 
  • Exigir solo lo que doy. Por ejemplo, estar presente, mi atención, ser puntual. Recordar sus nombres y lo que dicen. Darles la devolución final del curso en entrevista personal e individual. Compartir los desaciertos que he cometido en mi práctica profesional.  Entender que no hay verdades absolutas, solo puntos de vista bien fundamentados (por lo tanto, hay que aprender a comunicarse asertivamente, con humildad y respeto). Recordar que los estamos formando, no solo informando. (Rivero)


¿Cuáles son las grandes sorpresas que le han regalado los estudiantes en estos años de enseñanza?

  • Que me recuerden al haber pasado muchos años de haber compartido un aula. (Danta)
  • El cariño y afecto, verlos crecer, madurar y triunfar en sus carreras. Me he cruzado con muchos en el hospital (Licenciados en Enfermería y Licenciados en Nutrición) y te recuerdan con mucho cariño y afecto, compartiendo anécdotas de cuando eran estudiantes, no en vano, una de mis grandes sorpresas fue este reconocimiento de parte de ellos, lo cual me enorgullece y me da fuerza para seguir adelante con esta pasión que es enseñar. (Fernández)
  • Voy a destacar dos situaciones en particular, no para personalizar sino para graficar lo que uno busca en el ejercicio de la docencia. Un caso es el de un estudiante que al año de cursar una determinada materia descubre que aquellas competencias adquiridas en el aula hoy son determinantes para su superación profesional; y otro, cuando el estudiante adquiere la pasión por una disciplina y está dispuesto a investigar en esa área, aún antes de comenzar su ejercicio profesional. No es verdad que los estudiantes o los jóvenes de hoy no les interesa nada, que no estudian, no leen. Creo que hay que buscar la llave para entender sus lógicas y trasmitirle la pasión por el saber. Recuperar la pasión por el “saber”. En mi adolescencia mi admiración era total para el que demostraba ser un intelectual, un conocedor de temas, un libro abierto, esa pasión fue y es un motor cada día para seguir aprendiendo. (Fraga)
  • El modo en el que te recuerdan los estudiantes y la cantidad de conocimiento que se genera dentro del aula; en los alumnos y en el docente. Sé que es un lugar común, pero es muy cierto, el salón de clase es el lugar donde, sin duda, he aprendido más en toda mi carrera. (Mazza)
  • Sin duda, esta distinción es una de las mayores sorpresas que me han regalado los estudiantes y me emociona profundamente. También me pongo muy contenta cuando un ex alumno me escribe para contarme cómo ha aplicado conceptos que vimos en clase en sus trabajos, o cuando me escriben para hacerme participe de sus promociones laborales, becas que aplicaron, así como cuando necesitan algún consejo sobre su futuro profesional.  Ver cómo esos vínculos, que nacieron en un salón de clase, se mantienen más allá de aula es algo que me enorgullece y me anima. (Pereira)


¿Fuera del aula, en sus horas libres, dónde encuentra inspiración?

  • Hablando con otros (docentes, estudiantes, familia, amigos) y leyendo, así como el teatro, el cine y la pintura. (Cuadro)
  • En el cine clásico y en la producción televisiva contemporánea. (Danta)
  • Mi principal inspirador es la vida al aire libre. La naturaleza, para los que la sabemos disfrutar, te enseña a descubrir, aprender de las cosas simples como la brisa fresca de un monte, el sonido del mar o simplemente el silencio. (Fernández)
  • Resolver ejercicios de matemática y estudiar sobre Economía son dos pasiones que realizo casi todos los días, me reservo un par de horas para poder hacerlo. Nadar es el deporte que práctico y cuando es posible, trekking en montañas. Leo también ficción, no con la asiduidad que quisiera; mi autor preferido es Milan Kundera y en los últimos años he descubierto al escritor francés Michel Houellebecq, cuyas novelas me han atrapado. Además, soy de volver a lo ya leído y a hacer anotaciones en los libros. (Fraga)
  • Disfruto mucho de leer (siempre tengo un libro en la mesa de luz) y, por lo general, leo mucho sobre cosas que no tienen que ver con mi área de especialización laboral.  A su vez, una de mis principales fuentes de inspiración la encuentro cuando visito otro país. El contacto con otras realidades y culturas siempre me inspiran a reflexionar y repensarme. (Pereira)

También fueron distinguidos los profesores Cecilia Cracco (FCS), Heber Francia (FCE), Matías Miguez (FIT), Carola Ruiz (FCS), Marcos Teles (FCE y FIT, Campus Salto) y Raúl Torres (FCS).

Facultad:

Bookmark and Share