El desafío está servido

El desafío está servido
Martes, junio 4, 2019

Como en 2017 y 2018 un grupo de estudiantes de la UCU comenzará su entrenamiento con la aspiración de convertirse en Fellows del programa University Innovation Fellows en Stanford University

Julieta, Gianni, Verónica, Sebastián, Juan Manuel y Camila fueron seleccionados para comenzar a trabajar en su entrenamiento y aspirar a participar en el programa. Expectativas sobran. Ganas de ser agentes de cambio, también.

“Decidí presentarme al programa porque siempre me coparon las actividades que involucraran imaginación y a la comunidad. Fue así que después de muchas idas y vueltas me inscribí y me he ido entusiasmando cada vez más”, cuenta Julieta Mossian, estudiante de la Licenciatura en Informática. Julieta espera sorprenderse con lo que pueda aprender y lograr; y también alcanzar la meta que se propongan en el grupo.

Gianni Martinelli, estudiante de la Licenciatura en Dirección de Empresas en el Campus Punta del Este, conoció a los Fellows de los años anteriores en diferentes actividades que realizaron en su campus. “Allí logré conocer su forma de trabajar y aprendí muchísimo acerca del ecosistema de innovación”, sostiene. A partir de esto quedó enganchado y decidió presentarse. “Creo que hay una oportunidad increíble de formar parte de un grupo de jóvenes entusiastas y proactivos como lo son las generaciones anteriores de Fellows”, agrega.

“Me gusta cómo funcionan juntos la innovación y la educación; siempre intenté dejar mi huella en los lugares donde estudié y siento que este programa me daría herramientas importantísimas para poder hacerlo en la UCU”, asegura Sebastián Wilson, estudiante de la Licenciatura en Comunicación. Fue él mismo quien acercó a Juan Manuel Ave, estudiante de la Licenciatura en Negocios Internacionales e Integración, que también forma parte de este grupo.

Todavía no inició el entrenamiento, pero Juan Manuel ya está seguro de que será una experiencia enriquecedora en lo profesional y en lo personal. “Uno no solo se queda con lo que aprende en la teoría, sino que en la práctica y la interacción en equipos se desarrollan habilidades blandas que son muy importantes para la cotidiana”. La experiencia de colegas que ya vivieron este proceso y respaldo que da Stanford hace que Juan Manuel se cargue de expectativas para iniciar su trabajo.

A pesar de haberse presentado “casi a ciegas”, Verónica Sabella, estudiante de Abogacía, tiene muchísimas expectativas. “Lo mejor será ver los proyectos aplicados a la realidad, que no quede todo en una mera hipótesis. Espero ayudar a los estudiantes, hacerlos sentir que están recibiendo una formación académica acorde a nuestros tiempos”, agrega.



Completa el grupo Camila Massa, estudiante de la Licenciatura en Dirección de Empresas. Otra representante del Campus de Punta del Este. A partir de este programa espera poder trabajar sus “habilidades blandas”. “Tanto en el mundo académico como en el laboral, nos vemos enfrentados a problemas que debemos resolver con un equipo multidisciplinario. Todos profesionales con personalidades, perspectivas y puntos de vista diferentes”, sostiene Camila.

Facultad:

Bookmark and Share