El rol de la enfermería oncológica

Enfermería y Tecnologías de la Salud

El rol de la enfermería oncológica

Jueves, febrero 22, 2018

#historiasUCU

Elena Oliva es coordinadora del Postgrado en Enfermería Oncológica y jefa del área de Hemato-Oncología de Médica Uruguaya

Desde que se recibió como Licenciada en Enfermería, hace 24 años, Elena Oliva se ha dedicado a la oncología. Realizó una especialización en Hematología y Oncología y recientemente finalizó su Doctorado en Enfermería en la Universidad Andrés Bello (Chile).

Actualmente tiene a su cargo al personal de enfermería del área de Hemato-Oncología de la Médica Uruguaya y también coordina las tareas con el área administrativa y con el paciente. Según cuenta, es una tarea que exige “atar varios eslabones de la cadena”, porque si existe alguna falla entonces el servicio y la organización del trabajo se ven perjudicados. Gracias a esa coordinación y al trabajo en equipo se logra una mejor atención y acompañamiento a los pacientes.

En el área trabaja personal de enfermería (licenciadas y auxiliares de enfermería), administrativos, mucamas, un químico farmacéutico, médicos y psicólogos, todo un equipo para atender a la gran población que demanda el servicio.

Para Elena el aumento en la demanda se da no solo porque hay más enfermos de cáncer, sino porque hay pacientes oncológicos “que por los diferentes tratamientos que hay hoy en día viven más tiempo. Entonces pacientes que tenían una sobrevida muy corta ahora pueden vivir años. Después, gracias a la prevención, existen pacientes que son detectados a tiempo porque hoy se hace mucha detección temprana del cáncer”. Según contó, gracias a la infraestructura y a un diagnóstico oportuno hay muchos pacientes que se curan o conviven con la enfermedad como una enfermedad crónica. De acuerdo a su experiencia, la educación al paciente es fundamental para que sepa qué tiene, qué debe esperar de su enfermedad y qué tratamientos recibirá, “entonces si vos tenés un paciente formado él también va a hacer partícipe de su cuidado, es una forma también de que sea autoválido”, agregó.

Destacó también el rol clave que tiene la enfermera, “porque es quien recibe al paciente, le hace la educación al paciente y a su familia, la que lo va a sostener durante todo el tratamiento y lo acompaña a lo largo de las diferentes etapas”.

Precisamente eso es lo que más le gusta de su trabajo: “ayudar al otro, estar en contacto con el paciente. A veces me ha movilizado gente que te dice que fue un gusto haberte conocido a pesar de que te conoció en un momento difícil de su vida”.

Elena combina su actividad profesional clínica con su trabajo académico. Es la coordinadora del Postgrado de Enfermería Oncológica en donde también es docente.

“La Universidad Católica fue la primera del país que logró tener la autorización del MEC para la especialización para licenciados en enfermería, eso ayudó mucho y va a seguir ayudando porque hoy en día tenemos cada vez más gente que trabaja en oncología porque los centros son cada vez más grandes, porque tenemos más pacientes y porque hay nuevos tratamientos y nuevas drogas”.

Explicó que el postgrado da herramientas para todo lo que tiene que ver con la especialidad: el conocimiento de la patología, las drogas, la forma de administrarlas, los protocolos de quimioterapia, entre otros. “Hay estudios que demuestran que hay si el personal está formado se minimizan los errores porque el personal sabe lo que va a administrar, por qué vía y los cuidados a tener en cuenta. Todo lo que tiene que ver con drogas peligrosas tienen un margen de error muy estrecho”, agregó.

Además de la formación técnica que necesitan los enfermeros en esta especialidad, para Elena hay que tener además “cierto grado de humanidad, que todas las enfermeras lo tienen, pero acá tenés que tener como un don, porque convivís con la muerte todos los días”. Detrás de cada paciente hay una historia de vida que se debe respetar y entender, “no siempre es fácil por eso debemos contar con apoyo y saber dar un paso al costado si no podemos con determinada situación y saber delegar”. “Cada paciente es un mundo” y para que el sueño de cada uno de ellos se cumpla (como ver nacer a su nieto, ver a su hijo recibido, ir al casamiento de un familiar), “vos hacés todo lo posible”.

Events Calendar