Grafiti: forma de expresión de una generación

Grafiti: forma de expresión de una generación

Jueves, octubre 1, 2015

#historiasUCU

Interesado por profundizar en la comunicación visual, Javier Dotta realizó su tesis de maestría sobre el grafiti en la cultura montevideana, trabajo que fue premiado internacionalmente

¿Por qué alguien decide hacer una firma con su nombre en una pared? ¿Cuál es la satisfacción que le genera, aún cuando solamente sea entendida por él mismo? ¿Por qué alguien decide expresarse públicamente en un formato visual para que todos lo vean? Esas fueron las preguntas iniciales que llevaron al Mag. Javier Dotta a realizar su tesis La conquista visual. El grafiti en la cultura urbana montevideana.

El trabajo le permitió a Dotta graduarse de la Maestría en Comunicación con Énfasis en Recepción y Cultura pero también profundizar en una temática vinculada a la comunicación visual, que era su objetivo inicial. Adicionalmente, obtuvo un reconocimiento internacional ya que recibió en su categoría el VII Premio Latinoamericano de Tesis de Maestría y Doctorado en Comunicación de la Federación Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social (FELAFACS).

“El grafiti es un tema muy amplio y un poco críptico, porque todos tenemos una experiencia frente al grafiti, ya sea porque los hacés o porque los ves en la calle”, señala Dotta. 

Del trabajo realizado surge que esta práctica evidencia un acercamiento más profundo a la cultura visual de una generación en relación a las antecesoras. “Nosotros como generación convivimos con lo visual, a través de la televisión, el monitor o el smartphone, y eso hace que exista un lenguaje audiovisual más desarrollado que promueve a los chicos a expresarse a través de lo audiovisual y no, por ejemplo, desde un poema, como ocurría en otras generaciones”, destaca Dotta. El autor, identifica que esto refleja un giro pictórico: “los chicos consumen y producen audiovisualmente”.

Sobre los motivos que llevan a las personas a hacer grafitis, una de las preguntas que guió su trabajo, Dotta señala que se trata de un espacio de socialización y convivencia: “te permite conocer a otras personas, hacer amigos e incluso parejas, y realizar arte sin ningún tipo de censura”. Por otro lado, Dotta agrega que la percepción de la sociedad sobre el grafiti incluye mucha censura, aunque también depende de la impresión que genera en el receptor “si te gusta, pensás que es arte, pero si no, lo ves como basura o suciedad”.

Para Dotta la comunicación visual no es solo un tema de investigación sino también una forma de vida. Desde hace más de una década dirige, junto a un socio, Círculo Salvo, un estudio que trabaja en la identidad visual y la comunicación de organizaciones locales e internacionales. Aparte dicta el curso de Teoría de la Cultura en la Licenciatura de Gestión Cultural del CLAEH.

“Todo lo que uno expresa visualmente es una forma de discurso. Por ejemplo cuando vos te hacés una cuenta en una red social elegís una foto, y eso es un ejercicio de mostrarte al mundo. Son decisiones cada vez más comunes que te ayudan a entender el mensaje que querés mostrar”, afirma.

Sobre la Maestría cursada en UCU destaca los conceptos y los profesores, así como la posibilidad de estar en contacto con colegas, lo que le permitió “compartir experiencias”. Del proceso de tesis destaca el papel del tutor, Leandro Delgado, por su apoyo desde el punto de vista académico y humano.

Nota: Matías Gomez Balarini. Foto: Josefina Cuneo 

Facultad:

Facultad por Defecto: