Indicadores de Competitividad Departamental

Facultad de Ciencias Empresariales

Indicadores de Competitividad Departamental
Viernes, julio 27, 2018

Se presentó estudio realizado por el Instituto de Competitividad, Pharos y la Academia Nacional de Economía

El objetivo principal del estudio Indicadores de Competitividad Departamental en Uruguay estuvo dirigido a analizar el desarrollo competitivo de los diferentes departamentos del país mediante la construcción de un conjunto de indicadores del potencial competitivo para cada una de ellos. Dicha información busca aportar una visión más clara de las dinámicas económicas, productivas, sociales e institucionales y de la situación competitiva de cada departamento para un período de varios años (2010-2015).

El ICD mide el potencial competitivo de los departamentos, a partir de  la definición de competitividad departamental como “la habilidad de crear, desarrollar y gestionar eficientemente recursos y capacidades, incrementando en forma sostenida la productividad con el objetivo de aumentar el bienestar de la población”. El modelo de competitividad departamental considera cuatro niveles: los dos primeros son las características dadas en el territorio, las cuales no pueden ser cambiadas en el corto o mediano plazo y son, de alguna manera, la base de la construcción de la competitividad de ese territorio, y los determinantes de la competitividad, representados por el entorno microeconómico, el comportamiento de las firmas, la gestión del sector público y el perfil productivo del departamento. De esta manera, la interacción entre ellos, deberían generar las posibilidades de alcanzar un determinado desempeño departamental que tiene que verse reflejado en el bienestar de la población del departamento, que constituyen los otros dos niveles del modelo utilizado.

Entre los resultados de la investigación surge que para el año 2015 que los diferentes departamentos se agrupan en cinco regiones claramente diferenciadas.

La primera de ellas está conformada únicamente por Montevideo, que obtiene un resultado en el ICD muy superior al del resto, resultado esperable, siendo la capital del país y el departamento en el que se concentra la mayor población y actividad económica.

Siguiendo a Montevideo, la segunda región con más potencial de competitividad se ubica al sur del país, (Colonia, San José, Canelones y Maldonado). En este sentido, al ser tan importante la diferencia de potencial competitivo que posee la capital respecto al resto del territorio, se verifica un efecto derrame desde Montevideo a los departamentos vecinos. 

La región que le sigue en potencial competitivo está ubicada al oeste del Uruguay, en el litoral del Río Uruguay y sus cercanías (Salto, Paysandú, Río Negro, Soriano, Flores), a la que se le incorpora el departamento de Rocha.

Un cuarto grupo está conformado por los departamentos al centro del país (Tacuarembó, Durazno, Florida, Lavalleja). Lo interesante de este grupo de departamentos es que no tienen ni costas ni fronteras con países limítrofes.

Por último, el grupo con menor puntaje en el ICD lo conforman los departamentos del norte y noreste que tienen límite con Brasil. Son, asimismo, los departamentos que más alejados se encuentran de la capital nacional (excepto el departamento de Treinta y Tres).

A partir de dichos resultados, el estudio desarrolla una serie de recomendaciones de política que se entiende pueden contribuir a mejorar el posicionamiento competitivo de los diferentes departamentos.

Bookmark and Share