La habilidad de estar atentos a lo que ocurre

La habilidad de estar atentos a lo que ocurre
Martes, mayo 8, 2018

El Dr. Claudio Araya (Chile) dictó dos seminarios sobre Mindfulness

El Departamento de Psicología Clínica y de la Salud organizó los seminarios “Mindfulness: la presencia compasiva en el trabajo con el otro” y “Mindfulness: bases para el bienestar”. En ambas actividades se desarrollaron temas relacionados a la humanidad compartida, reconociendo los aspectos que nos unen, más que aquellos que nos separan. A su vez, de forma teórico-práctica se introdujeron conceptos tales como: compasión y autocompasión y formas específicas de cultivar ambas, en la vida cotidiana y en el encuentro con el otro.

El seminario estuvo a cargo del Dr. Claudio Araya, doctor en Investigación por la Pontificia Universidad Católica de Chile y coordinador del Diplomado en Mindfulness Relacional y Prácticas de Bienestar, por la Universidad Adolfo Ibáñez (Chile). El primer seminario tuvo como objetivo introducir la “presencia compasiva” como una forma de ejercer la profesión en el trabajo con el otro. Araya señaló que el Mindfulness es la habilidad de estar presente, y la presencia compasiva como la actitud con la que estamos presentes. También introdujo evidencias científicas acerca de los beneficios de esta forma particular de estar presentes y realizó prácticas concretas para llevar a cabo la “presencia compasiva” en el día a día.

La segunda jornada se centró en desarrollar habilidades de presencia en el vínculo con el otro, reconociendo patrones de pensamiento y hábitos de cada uno que se despliegan en la interacción. La jornada estuvo centrada en ejercicios prácticos y vivenciales. Estas prácticas del Mindfulness relacional, se promueven a través de la compasión y la humanidad compartida, conceptos que se desarrollaron a lo largo de la actividad. 

Las actividades se realizaron los días 27 y 28 de abril.

Sobre el Mindfulness

La habilidad de estar atentos a lo que ocurre (Mindfulness), es una habilidad que todos poseemos y que se pone de manifiesto en diversas situaciones de manera natural, como por ejemplo al viajar o comer algo nuevo. Cualquier persona interesada en desarrollar en mayor medida esta habilidad para poder reducir las preocupaciones, el estrés, las rumiaciones y poder estar más atentos al momento presente se beneficia de esta práctica. Las evidencias científicas han demostrado importantes beneficios, entre ellos: mejora la concentración, reduce la impulsividad, mejora las relaciones y genera una mayor sensación de bienestar. 

Fotos: Germán Céspedes

Facultad:

Bookmark and Share