Los días de Lola en el Mullin

Los días de Lola en el Mullin
Martes, diciembre 3, 2019

La labradora de la camada “L” de Fundappas será parte de la comunidad universitaria durante todo 2020

En medio de uno de los salones de clase del Mullin, donde seis estudiantes de ingeniería preparan un proyecto, está ella. 

Tirada, dormida, sin que le importe mucho lo que pasa a su alrededor, Lola —una labradora negra que tiene de madrina a la regatista uruguaya Dolores Moreira— aparece como un personaje inesperado en el campus Montevideo. Lleva un peto (chaleco) rojo que indica que está en etapa de socialización y que, por ahora, deben cumplirse todos los protocolos necesarios para la primera etapa del entrenamiento.

Para llegar hasta allí Josefina Martínez, estudiante de ingeniería eléctrica y socializadora de Lola, tuvo que ponerle una pastillita de comida en cada escalón de la escalera para que fuera aprendiendo a subirla. Como todavía no aprendió a bajarla, Josefina debe cargarla o recurrir al ascensor. Una vez en la clase estuvo un rato jugando con su peluche blanco y se durmió hasta que las fotos que acompañan esta nota interrumpieron su paz.

Lola es una hermana de la camada “L” de Fundappas, la Fundación de Promoción de Perros de Asistencia que opera en Uruguay y que entrega año a año perros de asistencia para personas ciegas o familias con niños con Trastorno de Espectro Autista (TEA). Josefina será, entonces, su socializadora durante el próximo año, hasta que Lola esté pronta para continuar su entrenamiento en manos de Fundappas.

La perra volverá a la UCU en marzo, para el inicio de clases y asistirá a todos los espacios en los que esté Josefina. Durante este tiempo, la comunidad universitaria también estará comprometida con su socialización. Mientras Lola tiene el peto rojo puesto no se puede jugar con ella, solo saludarla sin que se alborote o se distraiga. La perra debe aprender que, al contacto con el peto, la concentración debe ser máxima por el resto de su vida.

Por la Ley 18.875 en el Uruguay, todos los perros guías y de asistencia o los que estén en etapa de socialización o entrenamiento, identificados con el chaleco de Fundappas, deben tener acceso a cualquier espacio público, o privado de uso público.

El proceso completo de socialización se puede seguir a través de @lola_fundappas, la cuenta de Instagram que Josefina creó para Lola. 

 

Facultad:

Bookmark and Share