Los libros (también) salen de vacaciones

Los libros (también) salen de vacaciones

Martes, diciembre 15, 2020

Como ya es habitual, la Biblioteca Mayor extiende su tiempo de préstamo durante el verano

Hubo un momento (o seguramente fueron varios) en que diciembre parecía un mes remoto, un tiempo que jamás llegaría. Pues los meses no entienden de pandemias y el año avanzó. Diciembre está aquí y eso significa —para muchos— un alto en el camino, el remanso después de un 2020 exigente y revoltoso; significa, en resumidas cuentas, la llegada de las vacaciones de verano.

Las ideas de verano y vacaciones vienen con varias imágenes asociadas y para unos cuantos esas fotos añoradas son con un libro sobre el regazo. Para aquellos que no conciben el descanso sin una buena lista de lecturas, la Biblioteca Mayor colabora —como lo hace todos los años— con un puñado de nuevas adquisiciones. 

A su extenso catálogo de novelas clásicas y contemporáneas este año se suman varios nombres fuertes de las letras uruguayas. Entre ellos aparece el de Mercedes Rosende, que llega con sus dos últimas publicaciones, la novela negra Qué ganas de no verte nunca más y el libro de cuentos Historias de mujeres feas; Daniel Mella con su libro de autoficción El hermano mayor; Fernanda Trías con su angustiante y atrapante La Azotea que anticipó toda la carrera que la escritora tendría después; el hermoso y pequeño Léxico de afinidades de la ganadora del Premio Cervantes Ida Vitale. Entre las incorporaciones nacionales también está la colección de Discos de Estuario Editora. 

También hay opciones para los que prefieren ir por clásicos como Arturo Pérez Reverte. O para los que quieren viajar a la década de 1960 y a la era de Charles Manson de la mano de Las chicas, la formidable ópera prima de Emma Cline. O para los que entienden que un libro también es un objeto preciado y valoran los que acompañan las palabras con ilustraciones como la edición uruguaya de Dinosaurios en todas partes, compuesto por los cuentos de la irlandesa Danielle McLaughlin. 

Hay, por tanto, para todos los gustos. Solo hay que acercarse a la mesa de recomendaciones o perderse en las estanterías para buscar otras opciones. Finalmente —y como ya es costumbre— todos los usuarios de la Biblioteca Mayor podrán extender sus préstamos hasta el 18 de enero cuando la Universidad vuelva a abrir sus puertas.    

 

Facultad:

Facultad por Defecto: