El escudo

El escudo


Fotografía: Julieta Appratto ©Universidad Católica del Uruguay

El escudo en terracota que se conserva en una de las paredes linderas del terreno al fondo del jardín probablemente haya sido un modelo preparatorio del escudo de mármol (hoy perdido) que iba adosado en el frente de la casa. 

Se atribuye al escultor aragonés Pablo Serrano, quien vivió en Uruguay entre 1935 y 1955. Muestra al Quijote y a Sancho que cabalgan por los aires a lomos de un caballo de madera, cuyas patas asemejan las aspas de un molino, sobre El Cerro de Montevideo; abajo, el lema “Vive el ideal”. Esta misma composición figura en el ex libris de su biblioteca.

En febrero de 1943, el arquitecto Casamayou, a cargo de las obras de la casa, presenta un presupuesto para la colocación del escudo en la fachada.

En Remembranzas (1962) obra costeada por el propio Xalambrí, que reúne testimonios de la Primera Exposición Cervantina en Montevideo, aparece un dibujo de este escudo con la leyenda “Escudo en mármol en la fachada de la casa (esc. Pablo Serrano)”. Otras dos obras escultóricas de Serrano integraron la colección cervantina, ambas realizadas en bronce: una cabeza de Don Quijote y un Quijote de pie con la lanza en mano.