Un regalo de bodas

Un regalo de bodas

>> Escuchá el audio



“Cuando papá y mamá se casaron en el año 1941, Xalambrí les regaló un libro, y en la primera hoja les había puesto una dedicatoria: ‘A esta novel pareja’, deseándoles un futuro muy feliz, y les hizo toda una dedicatoria con lapicera. Era un libro que tendría unos cuatro centímetros de altura, con el lomo gris jaspeado, se trataba del fin del mundo, el Apocalipsis, y tenía imágenes que eran realmente terroríficas, todas en gris, negro y blanco…”

“Había una que era como un plato: como si fuera el mundo en un plato chato, que caía después a un precipicio, y abajo estaban todos los diablos y otras figuras impresionantes. Lamentablemente no pude encontrar ese libro, pero las imágenes las recuerdo bien, porque a una, de chica, le impactan ese tipo de figuras.”

El regalo que Mary Sarubbi describe tal vez fue una edición importante, el relato podría referir, quizá, al Apocalipsis con grabados de Durero. No lo sabemos, pero seguramente ese libro haya sido un regalo especial para la hija de sus queridos amigos, Ciro Aloisio y Francisca Facani, abuelos de Mary, con quienes Xalambrí compartía tardes de conversaciones y de historias de los indios charrúas, ancestros de Francisca. Así como Don Quijote vivió entre páginas de los libros de caballería, para Xalambrí El Quijote se volvió su ideal, y lo vivió a lo largo de su vida como escritor, bibliófilo y coleccionista de casi tres mil ediciones de El Quijote y otras obras de Cervantes.

 

No hay actividades especiales próximamente.