Políticas Públicas y Administración Pública para 2020

Facultad de Escuela de Postgrados

Políticas Públicas y Administración Pública para 2020
Jueves, octubre 10, 2019

Con una conferencia sobre el mercado de drogas y el delito, la Escuela de Posgrados presentó su Maestría en Políticas Públicas y Maestría en Administración Pública

La Escuela de Posgrado tuvo su primera actividad de presentación de maestrías el miércoles 9 de octubre. El acontecimiento tuvo como marco la open lecture “Mercado de drogas y delito: ¿reprimir, vigilar o legalizar?" -llevada adelante por académicos del Departamento de Ciencias Sociales y por el profesor e investigador uruguayo radicado en Chile, Juan Pablo Luna.

Durante la conferencia -abierta por Renato Opertti, director de la Escuela de Postgrados- el director de las maestrías en Políticas Públicas (MPP) y Administración Pública (MAP), Juan Bogliaccini, la profesora de alta dedicación Rosario Queirolo y Luna, de la Pontificia Universidad Católica de Chile expusieron sobre los siguientes ejes temáticos: escala de grises: ordenes clandestinos en América Latina; legalización de drogas como producción de bienes sociales y disrupción del mercado de drogas y los limites a la violencia generalizada.

A continuación, algunas de las frases más significativas del encuentro.

“El mejor crimen organizado es el que no se ve. Sospechen cuando no vean, cuando vemos indicios de crimen organizado hay que tener cuidado cómo se interpreta”, explicó Juan Pablo Luna al mismo tiempo que agregó que “Muchas veces creemos que cuando hay violencia es porque el Estado no está haciendo nada. Lo cierto es que cuando sucede esto es porque el Estado está tomando acciones disruptivas que evitan el funcionamiento en silencio de estas organizaciones delictivas”.

“Hay una decisión contingente del Estado de aplicar o dejar de aplicar la ley. En muchos casos el Estado llega muy bien con algunos servicios y no está en otras dimensiones. El caso más claro de lo último son las cárceles”, sostuvo y siguió: “Tenemos una distinción en la cabeza que separa lo legal de lo ilegal y operamos a partir de este supuesto, pero en estos contextos la legalidad muta todo el tiempo”.

Sobre las posibles soluciones a los problemas de crimen organizado, Luna aseguró que “no hay balas de Plata. Se escuchan discursos de mano dura, pero estos generan problemas de violencia y en las cárceles. Arreglar con el crimen organizado pacifica, pero genera un problema de soberanía” y explicó: “Lo que genera el delito es un mercado. Sin embargo las políticas de prevención están orientadas hacia el delito, no hacia el mercado generado".

Juan Bogliaccini, a su vez, se centró en ejemplos internacionales sobre el combate del delito. “Puedo retirar una banda delictiva pero si no ataco el mercado, ese hueco dejado lo va a ocupar otro”, sostuvo y agregó: “Debemos de tener un nivel crítico de efectividad. Si hago un allanamiento que dura dos días pero saco efectivo de las calles, esa medida puede propiciar el aumento del delito en el resto de la ciudad”.

“El contrabando internacional tiene relación con distintos actores y uno tiende a ver más a unos que a otros. Uno está acostumbrado a ver los actores más notorios, pero hay otros no tan visibles como los políticos o las empresas”, dijo y siguió: “Las organizaciones criminales tienen recursos propios, y así como un Estado puede escalar su armamento, los narcotraficantes también lo pueden hacer. Hay que pensar en desbaratar las organizaciones y evitar que se vuelvan a formar”.

“El tema es muy complejo y no ayuda pensar estos problemas a la ligera. Hay que utilizar distintas políticas sostenidas en el tiempo y a largo plazo”, concluyó.

Rosario Queirolo fue la encargada de cerrar el encuentro.

“La mayoría de los Estados que legalizaron la marihuana en Estados Unidos llegaron con políticas que provenían de la población, que no es el caso de Canadá y Uruguay”, explicó Rosario Queirolo y agregó: “En Uruguay se dio un proceso que partió del Poder Ejecutivo, si bien hay un movimiento activista, esto partió desde el gobierno”.

“El origen de la legalización de la marihuana en Uruguay parte de una sensación importante de inseguridad en el gobierno de Mujica, cuando el presidente convocó a un gabinete de Seguridad y entre las medidas apareció la legalización de la marihuana”, sostuvo.

"La evidencia de los casos de Washington, California y Oregon, muestra que el 50% del mercado de la marihuana está en el mercado legal, mientras que en Colorado este número trepa al 80%”, resaltó y siguió: “La evidencia en Uruguay muestra que disminuyó la compra de marihuana en puestos ilegales, sin embargo aumentó la compra a cultivadores legales que ofrecen a sus amigos el sobrante", dijo. Para cerrar, Queirolo aseguró que “En Uruguay hay menos consumidores en contacto con el mercado ilegal, sin embargo surge un 'mercado gris' formado por cultivadores legales que venden marihuana de excedente, que sigue siendo ilegal".

Las postulaciones para las ediciones 2020 de las maestrías en Políticas Públicas y en Administración Pública tienen una primera etapa que va desde octubre hasta diciembre. La segunda es durante febrero y marzo. Ambos planes de estudio tienen una duración de dos años y están compuestos, cada una, por tres trimestres de clases por año. 

Bookmark and Share