Sala de amamantamiento

Sala de amamantamiento
Miércoles, diciembre 13, 2017

Desde 2008 la Sede Central cuenta con un espacio físico íntimo y cómodo para la extracción y lactancia

En setiembre, entró en vigencia una ley que obliga a las empresas públicas y privadas con más de 20 mujeres a tener una sala de lactancia materna antes de junio de 2018. La UCU, como parte de su política de conciliación de la vida familiar y laboral, cuenta desde 2008 con una sala de lactancia en su Sede Central.

“Dado que a la Universidad asiste un gran público integrado por madres en etapa de lactancia, tanto trabajadoras como estudiantes, se decidió adaptar un espacio físico en la Sede Central para ofrecerles un lugar íntimo y cómodo para la extracción y lactancia” señaló la Lic. Patricia Etchegoimberry, directora de Gestión Humana. La sala está acondicionada con ventilador frío-calor, toma corriente para el sacaleches eléctrico, refrigerador para el mantenimiento de la leche materna y toma de agua para asegurar la correcta higiene de manos e implementos de extracción.

“Como estudiante de postgrado, me sentí muy cómoda con este espacio. El equipo docente apoyó el uso de este espacio, un lugar súper acogedor, que tiene lo necesario para sentirme “como en casa”: desde la privacidad necesaria para no abandonar el centro educativo, una llave para usar la sala a demanda y los elementos necesarios para la higiene, hidratación y refrigeración”, recuerda Laura Rodríguez Durante, quien estudió el Postgrado en Psicología Clínica, orientación en Psicología Cognitiva. Es por ello que Laura se sintió “feliz de estar acompañada en este proceso tan importante de la lactancia sin que haya dejado de ser una prioridad a pesar de concurrir a estudiar”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna en exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé y, si es posible, continuarla hasta los dos años o más, junto con otros alimentos saludables. Según datos de la OMS el mayor inconveniente de la lactancia para casi la mitad de las madres es lo complicado que resulta integrarla en la vida profesional. De acuerdo al Dr. Augusto Ferreira, decano de la Facultad de Enfermería y Tecnologías de la Salud, “para la mayor parte de las mujeres el reintegrarse al trabajo, o poder continuar sus estudios, luego de ser madre puede suponer muchas complicaciones para continuar con la lactancia. Por ello es importante que las organizaciones ayuden con acciones concretas y en ese sentido, y más allá de la ley recientemente sancionada en el Parlamento, la UCU siempre tuvo el tema como prioridad, con foco en el bienestar de sus funcionarias y estudiantes”.

Noela Pérez es funcionaria de la Oficina de Registro Académico. Con Mateo, su cuarto hijo, pudo compatibilizar el trabajo y la lactancia: “seguir con la lactancia es un tema que nos preocupa a todas las mamás a la hora de reintegrarnos a trabajar. Para mí fue fundamental poder contar en la UCU con un lugar exclusivo para ello. La salita maternal cuenta con todo lo que se precisa para estar tranquila y cómoda. Sin ella, hubiera sido imposible que el gordo tomara solamente leche materna hasta los 18 meses”.

Este tema también es trabajado de forma intensa desde la Facultad de Enfermería y Tecnologías de la Salud, a través de sus departamentos de Enfermería, de Nutrición y de Ciencias del Movimiento Humano: “la lactancia reporta importantes beneficios no solo para el bebé y la madre, sino también para las empresas. La evidencia muestra que los bebés que toman pecho se enferman menos, por lo que sus madres no tienen que faltar tanto al trabajo. Además, una madre que ve cómo se respetan las necesidades de lactancia de su hijo es una trabajadora mucho más motivada, lo que beneficia a la organización”.

Al momento la UCU cuenta con una sala, situada en la Sede Central. Para 2018, se prevé la instalación de nuevas salas en las distintas sedes de Montevideo e interior.

Bookmark and Share