Semblanza del Dr. Carlos Byington

Semblanza del Dr. Carlos Byington

Jueves, febrero 21, 2019

Días pasados murió, en su ciudad natal de San Pablo, el Dr. Carlos Byington, destacado maestro y profesor, referente para la comunidad junguiana de Latinoamérica

El Dr. Carlos Byington nació en San Pablo, y creció en Rio de Janeiro, donde recibió formación como médico psiquiatra y psicoanalista. Realizó su formación como analista junguiano en Zurich, y fue miembro de la Asociación Internacional de Psicología Analítica, en el Instituto C.G. Jung de Zurich.

Radicado en San Pablo, a su vuelta, fue miembro fundador de la Sociedad Brasilera de Psicología Analítica, en la que participó activamente dictando seminarios, supervisiones y talleres hasta el último de sus días.

Varios fueron los reconocimientos académicos que obtuvo a lo largo de su vida. La Pontificia Univeresidad Católica de San Pablo le otorgó el título de Notorio Saber y la Universidad Católica del Uruguay, el título de Profesor Ad Honorem. 

Hace más de cuarenta años que el Dr. Byington desembarcó en Uruguay y nos conquistó para siempre. Nos enseñó, cuestiono, nos animó. Nos reímos, pensamos y nos maravillamos frente a su visión de la Psicología, del mundo y de la vida. Cuando quisimos acordar, estaba instalado en el corazón de todos los docentes y alumnos, como si se tratase de un destino que no sabíamos que ocurriría, pero que aceptamos y que ya nunca nos dejó.

Formó parte del cuerpo docente de todas las ediciones del Programa de Maestría en Psicoterapia, Orientación Psicología Analítica desde sus comienzos en 1994.

Dedicó su vida a los estudios de la Psicología Analítica. Tuvo una participación memorable en la difusión de la Psicología Analítica en Latinoamérica. Participó en cursos y supervisiones en sociedades Junguianas de Brasil, Uruguaya, Chile, Venezuela, Argentina y Ecuador, contribuyendo a la formación de analistas y maestrandos de nuestra Universidad. Dejo una huella particularmente profunda tanto en nuestra formación como profesionales y como seres humanos. Con su Psicología Simbólico Arquetípica nos abrio a la alteridad, al respeto por el otro, a la aceptación y valoración de las diferencias. 

Escribió innumerables artículos y libros, publicados en portugués, español e inglés y dio a su Psicología el nombre de Psicología Simbólica – Arquetípica. Se destacan entre ellos: “La Construcción Amorosa del Saber”, “Psicología Simbólica Junguiana”, “Envidia Creativa” y “El Viaje del Ser en Busca de la Eternidad y del Infinito”.

Fue un apasionado de la vida y supo trasmitir sus vastos conocimientos de varias áreas del saber, evidenciando su formidable intuición y sensibilidad, así como su enorme creatividad. Los infinitos mensajes de cariño y respeto que hemos recibido de los colegas, dan cuenta que su misión fue más que cumplida y a través de sus seminarios, conferencias y libros, nos deja un legado muy importante; el desafío a re-pensar el paradigma Junguiano. 

Mucho tenemos por agradecerle. Su obra y sobre todo su vitalidad, su amor por la vida y el Eros que transmitía a todos los que tuvimos el privilegio de ser sus alumnos. Carlos ha sido, como lo llamaría Sócrates, un maestro-amigo. Nos enseño el amor por el conocimiento, y mejor aún, el amor por el saber, nos trajo a la experiencia del saber al convocarnos a  encuentros más personales, más íntimos, pero de la intimidad de quien busca la verdad, la plenitud, la conexión cósmica. De esto se trata su obra sobre la psique humana y la psique del cosmos: el amor por el alma, la psique y la vida.

Ese es el legado de su presencia, pero ahora tenemos ademas el legado de su ausencia que es otra presencia: la de su obra en el dominio de la psicologia, de la pedagogia, del arte, de la cultura, de la historia, y de la clinica. El nos enseño una manera especial del sentir, del pensar, del intuir, con una actitud y un modo propiamente simbólico,  origen de su pensamiento más creativo y más propio, y por momentos el más íntimo.

Honrarlo es celebrarlo como el maestro que fue y que permanecerá vivo en nosotos. Para finalizar nos gustaría citar un parrafo de su libro de El viaje del Ser en busca de la eternidad y el infinito donde nos habla de éste momento de despedida: “del gran viaje de la encarnación del Ser y de las transformaciones por las cuales pasamos desde que nacemos hasta ir comprendiendo mejor lo que nos sucedió.  El desapego del cuerpo físico no es una despedida, ocurre por sí solo, por el propio cuerpo que empieza a retirarse. Él ocurre en el Kairos del cenit del Ser que trae la posibilidad de un extraordinario aumento de conciencia para conocer mejor un lugar donde siempre estuvimos…”  

El maestro emprendió su viaje iniciático, el viaje cósmico para el encuentro con el Espíritu de la Creación y de la Totalidad. ¡Buen viaje, Maestro!

Mario Saiz
Pilar Amezaga

Coordinación
Maestría en Psicoterapia
Orientación Psicología Analítica Junguiana

 

Facultad por Defecto:

Events Calendar