Sin memoria no hay historia

Sin memoria no hay historia
Viernes, noviembre 15, 2019

El rector P. Dr. Julio Fernández Techera S.I. fue el orador central de la Conmemoración de la Noche de los Cristales Rotos


En la foto: Ana Wilenski presidenta de B'nai B'rith Uruguay, Luis Lacalle Pou candidato a la presidencia por el Partido Nacional, Julio Fernández Techera S.I. rector de la UCU, Daniel Martínez candidato a la presidencia por el Frente Amplio y Yoed Magen embajador del Estado de Israel en Uruguay

El cielo del martes 12 de noviembre recién se estaba apagando cuando la calle Cipriano Payán abandonó su calma cotidiana. En la puerta de la Nueva Central Israelita varias de las figuras más relevantes del acontecer nacional se saludaban rápidamente. Adentro los asientos del auditorio se llenaban uno a uno. Faltaban pocos minutos para que comenzara el acto de Conmemoración de la Noche de los Cristales Rotos.

A las 20 horas, tal como lo indicaba la invitación, las luces se apagaron y el espacio solo se iluminó por las imágenes que —proyectadas en una pantalla gigante— narraban los acontecimientos ocurridos en Alemania el 9 de noviembre de 1938. Pasaron 81 años desde aquella noche en que —según lo retoma la revista National Geographic en su edición de marzo de este año— murieron 91 personas, 191 sinagogas fueron prendidas fuego, 7.000 comercios sufrieron saqueos y 26.000 judíos fueron arrestados.

“Sin memoria no hay historia” se podía leer en la placa que daba cierre al video de tres minutos. 

Minutos después comenzó la ceremonia de encendido del candelabro de siete luminarias que, en esta oportunidad, contó con la participación de los candidatos a la presidencia Luis Lacalle Pou y Daniel Martínez y, también, con la del rector de la UCU, P. Dr. Julio Fernández Techera.


En la foto: Julio Fernández Techera S.I., saluda al embajador de Gran Bretaña en Uruguay, Ian Duddy

Hace varios meses Fernández Techera recibió la invitación por parte de un grupo de autoridades de la B´nai B´rith para que fuera el orador de la Conmemoración de la Noche de los Cristales Rotos.

En su discurso —que fue posterior a las palabras de la presidenta de B'nai B'rith Uruguay, Dra. Ana Wilenski—, Fernández Techera narró, primero, las emociones que lo invadieron cuando llegó el ofrecimiento; después dio paso a tres muy contundentes reflexiones con un fuerte énfasis histórico, filosófico y cultural, siempre atravesadas por sus propias vivencias.

“Estar hoy aquí, como ser humano, como cristiano, como ciudadano uruguayo y del mundo, como sacerdote jesuita, como educador y como rector de la Universidad Católica del Uruguay, se debe a que estoy involucrado y soy parte de esta historia, la de la Kristallnacht, la del pueblo judío y la del presente de nuestro mundo”, dijo el rector en el inicio de su exposición.

Fernández Techera dedicó un extenso bloque de su discurso a la obra de historiador norteamericano Timothy Snyder y puso especial acento en el libro Tierra negra. El Holocausto como historia y advertencia.

“Es un libro que une historia científica y ensayo interpretativo, sobre todo en un capítulo final muy discutido por los especialistas. Me ha parecido un libro provocador, sólido en su fundamentación histórica, que me ha hecho pensar mucho en situaciones que están ocurriendo hoy en países de nuestra región y otros lugares del mundo. ¿Cuál es la tesis fundamental del libro? Que, para lograr llevar adelante el genocidio del pueblo judío, el nazismo necesitó destruir antes al Estado, entendido como estado de derecho, burocracia estatal, soberanía, relaciones diplomáticas, tribunales de justicia, ciudadanía, etc”, explicó.

Después de explayarse en la tesis del académico, Fernández Techera compartió la enseñanza que la historia del Holocausto le dejó y que, a su entender, puede ser de ayuda para todos: “Digo que es una enseñanza porque con frecuencia vemos y quizás participamos de cuestionamientos al estado de derecho y de desprecio de las instituciones. Si miramos nuestro mundo vemos crisis sociales y políticas en muchos países, en los de nuestra vecindad, pero también en Europa y Norteamérica, en Asia y África. El Holocausto no fue el último genocidio que hemos vivido. La comunidad internacional, a la que también pertenecemos nosotros como ciudadanos y como país, ha vuelto a mirar para el costado varias veces. Ha habido genocidios en Camboya, en Ruanda, en Burundi, en países del Medio Oriente y en tantos otros lugares. Ha habido violaciones de los derechos humanos en nuestro país y en muchos países cercanos; las sigue habiendo. Esos hechos deplorables están vinculados al desconocimiento del estado de derecho, de la democracia, de la independencia del poder judicial; al desconocimiento del derecho a la ciudadanía, a la identidad cultural, a la organización política”. 

Minutos después, cuando el discurso ya estaba en su tramo final, el rector dijo -a modo de cierre- las siguientes líneas: “El Holocausto fue una tragedia humana inconmensurable, pero también fue el intento de una ideología por eliminar el legado religioso, cultural e histórico del judaísmo. Por eso creo que conmemorarlo también tiene que llevarnos a agradecer, valorar, conocer y cuidar ese legado”.

El auditorio cerró el acto con un aplauso respetuoso y sentido. Días más tarde las autoridades del Comité Central Israelita le enviaron un correo al rector en agradecimiento. Desde ahora, entonces, las palabras pronunciadas en la Conmemoración de la Noche de los Cristales Rotos quedarán en el acervo de la comunidad judía uruguaya.

El discurso completo del rector se puede leer aquí.

 

Facultad:

Bookmark and Share