Un puñado de lecturas imprescindibles

Un puñado de lecturas imprescindibles

Martes, mayo 26, 2020

El equipo del Centro Ágora celebra el Día Nacional del Libro con sus recomendaciones

Año a año, cada 26 de mayo, Uruguay festeja a sus escritores, a sus libros, a sus palabras publicadas. Desde la Universidad Católica nos sumamos a la celebración con una breve lista de opciones para aquellos que aún no saben por dónde empezar. Primero, el equipo del Centro Ágora nos cuenta cuáles son sus imprescindibles de las letras nacionales y hay de todo: novela, poesía, cuentos, ensayos. Y después, para aquellos que necesiten más, les acercamos diez títulos que se pueden encontrar en nuestra Biblioteca Central y que son un recorrido por varias de las voces más valoradas y celebradas de nuestra literatura.



Sandra Fabra, responsable de Centro Ágora

  • Gustavo Espinosa. Carlota podrida (HUM)

Gustavo Espinosa nació en Treinta y Tres y es profesor de Literatura; es un tipo sencillo, directo, con un particular humor negro.
 
Es el autor de "Carlota podrida" novela que cuenta cómo Sergio Techera, músico de Treinta y Tres, prepara un plan para secuestrar a la actriz inglesa Charlotte Rampling a la que admira desde su adolescencia y que llega de visita al pueblo como embajadora de un programa de beneficencia internacional. Con notas de humor negro, narrativa ágil y envolvente, que descubrimos también a través de "los olores", la novela nos lleva al mundo de Techera, a su pueblo y a los personajes que lo acompañan entre realidad y ficción.

Silvana Tanzi, coordinadora de Ágora Escribe

  • Felisberto Hernández. Narrativa reunida (Alfaguara)

Si alguien no leyó nunca a Felisberto Hernández (Montevideo, 1902-1964), tiene que correr a buscar alguno de sus libros. Hay muchas ediciones de sus cuentos, pero este volumen que recomiendo tiene toda su obra reunida. ¿Por qué hay que leerlo? Porque es uno de los más importantes narradores uruguayos, un “raro” de la literatura que fue comprendido a destiempo, pero que hoy se estudia en universidades del mundo. Su literatura tiene la textura de lo extraño que se instala en figuras simples (un acomodador de cine, un vendedor de medias, un hombre al que le inyectan una publicidad) y de esa unión surge a veces el humor o el desconcierto. Y hay imágenes bellísimas sobre la música, porque también Felisberto fue pianista, como esta de su cuento El balcón: “Pero cuando el silencio ya era de confianza, intervenía en la música: pasaba entre los sonidos como un gato con su gran cola negra y los dejaba llenos de intenciones”. ¿Verdad que hay que leerlo?

  • Circe Maia. Obra poética (Rebeca Linke Editoras)

Nació en 1932 en Montevideo, pero mayormente vivió en Tacuarembó, donde hasta hoy reside. Circe Maia es una de nuestras grandes poetas, una gran observadora de la belleza en la vida cotidiana, que ella transforma en versos, imágenes y musicalidad. La suya es una poesía sobria que habla de la naturaleza, de los objetos de las casas, de su intimidad y de su dolor. Por la musicalidad de sus versos, algunos de sus poemas pasaron a integrar el cancionero popular, como coplas de las que no se sabe su autor. Y uno de sus poemas se transformó no solo en canción, sino que le dio nombre al grupo Los que iban cantando: Los que iban cantando / tan de mañana /¿iban al río?/ Rato se oyó su canto / por el camino.

María del Carmen Rodao Álvarez, bibliotecóloga de Centro Ágora

  • Mario Benedetti. La vecina orilla

Recomiendo, a cien años del nacimiento, el relato breve "La vecina orilla"de Mario Benedetti. Texto muy bien narrado con lenguaje fresco que engancha al público joven y que se lee bien en dos horas. Es un relato oportuno para comprender aquello que parece ajeno en el tiempo o extraño pues no fue vivido, desde la mirada de un joven a quien le cuesta comprender la situación en la que se ve involucrado.

Marilén Fernández, integrante del equipo de Centro Ágora

  • Ida Vitale. Poesía reunida (Tusquets)

La conmemoración del Día del Libro en nuestro país es una fecha que me encanta pues coincide con la celebración de mi "vuelta al sol".  A quienes nos gusta leer esa coincidencia resulta ser la ocasión perfecta para acariciar con algún sentido una deliciosa lectura.
La obra poética de Ida Vitale es reconocida por su misterio y encanto. Lo que más me gusta es su fascinación por el mundo natural. "Poesía Reunida" de Ida Vitale es un agasajo. Recopila todos los libros de la autora en las ediciones y antologías que ella ha ido afinando y podando a lo largo de casi setenta años. Además, ofrece poemas de años recientes no recogidos en libros sueltos.
Éste será mi deleite en esta oportunidad.

Mariangel Ilarda, archivóloga de Centro Ágora

  • Alejandro de Barbieri. Educar Sin Culpa. Optimismo y entusiasmo para padres y docentes (Grijalbo)

"Educar sin culpa" es un libro que nos brinda herramientas para padres y docentes, el libro nos permite cuestionar y analizar cómo educamos a nuestros hijos hoy. Alejandro de Barbieri nos presenta desde una óptica psicológica, lógica y espiritual problemáticas actuales.

Y diez títulos más que se pueden encontrar en nuestra Biblioteca Central:

  • Idea Vilariño. Diario de juventud.
  • Horacio Quiroga. Cuentos completos.
  • Mercedes Estramil. Caja negra.
  • Marosa di Gorgio. Misales.
  • Mario Levrero. La ciudad.
  • Felsiberto Hernández. Obras completas.
  • Inés Bortagaray. Cuántas aventuras nos aguardan.
  • Gustavo Espinosa. Las arañas de Marte.
  • María Gueçaimburu. Raras.
  • Fernando Butazzoni. Las cenizas del condor.

 

Facultad por Defecto: