Una escuela sustentable

Una escuela sustentable

Viernes, agosto 5, 2016

Jaureguiberry fue el lugar elegido para construir la primera escuela sustentable de América Latina, sus fundadores relataron el proceso.

En febrero de 2016 culminó el proceso que llevó 7 semanas de trabajo y más de 200 colaboradores para poder construir en Jaureguiberry la primera escuela sustentable de América Latina. Los fundadores de esta iniciativa expusieron, mediante videos y relatos, todos los entretelones de una idea que 4 años después se transformó en realidad.  


En la foto: Martín Espósito y Victoria Gómez

“Tuvimos la oportunidad de conocer en el DRAP-ART `16, (Primer encuentro internacional de reciclaje artístico organizado en abril por la Intendencia de Montevideo) a Martín Espósito y  Victoria Gómez, dos de los integrantes de TAGMA, que han sido generadores de esta iniciativa. Nos pareció muy interesante y motivadora su presentación allí, como para poder replicarla en la UCU”, nos dice Isabel Achard, profesora del Departamento de Educación y coordinadora del encuentro. 

El proyecto inicial no podía dimensionar los ecos y la cantidad de personas que se movilizarían a raíz de esta intervención innovadora en el país. “Las redes sociales explotaron y la cantidad de personas que querían estar informadas y visitar la escuela incluso mientras se estaba realizando la construcción fue impresionante”, señalaban Martín y Victoria. Se generó una dinámica de integración humana y técnica que permitió conectar y potenciar los vínculos entre todos, más allá de cualquier barrera inicial, en pos de concretar la construcción en un plazo de tiempo muy acotado.

“Intenso, muy intenso” es el término que ambos expositores repitieron mientras describían la experiencia y compartían con entusiasmo las imágenes de todo lo vivido.  

En el mes de marzo, la escuela fue entregada a las autoridades de ANEP. Desde entonces se realiza un monitoreo del funcionamiento de la misma, para poder llevar un registro sistemático del impacto educativo que genera en todos los involucrados.


En la foto: La Prof. Isabel Achard

La tenacidad y el esfuerzo sostenido del grupo motor es lo que permitió transformar el sueño inicial en un proyecto, que hoy se concreta en una escuela única de 270mts², con huerta incluida y capacidad para albergar a 100 niños.

El marco de la reciente Jornada Universitaria nos permitió tener un acercamiento a la Encícilica del Papa Francisco “Laudato sé”, El cuidado de la casa común. Es importante profundizar la reflexión y ampliar la mirada hacia experiencias innovadoras concretas que articulan el aprovechamiento responsable de los recursos naturales y el respeto al medioambiente con la gestión educativa y la participación de la comunidad. 

La presentación fue organizada por el Departamento de Educación y se realizó el 1 de agosto en la sede central de la UCU. En ella expusieron Martín Espósito y Victoria Gómez (fundadores del proyecto “Una Escuela Sustentable”).



Facultad por Defecto: