Una experiencia “impresionante”

Una experiencia “impresionante”
Martes, julio 7, 2015

La experiencia de intercambio en Brno, República Checa, le permitió a Silvina Frachia crecer personal y académicamente

Silvina Frachia siempre había querido hacer un intercambio pero no tenía las posibilidades económicas para afrontarlo. En mayo de 2014 en su casa de Pando, esta estudiante de la Licenciatura en Dirección de Empresas recibió un mail que le cambiaría la vida. Silvina había ganado la beca PEACE del Programa Erasmus Mundus de la Unión Europea, y podría ir de intercambio a la Universidad de Masaryk en Brno, República Checa.

En setiembre de ese año emprendió el viaje de lo que Silvina define como “una experiencia impresionante”. Era la primera vez que viajaba en avión, así que llegar a Europa y particularmente a la República Checa era un desafío. “Fui sola, sin nadie de Uruguay o de Sudamérica, a hablar un idioma que no era el mío y a un país en el que jamás se me había cruzado por la cabeza ir a vivir. Es imposible plasmar en palabras lo que significó esa experiencia”, cuenta Silvina.

Brno es la segunda ciudad más grande de República Checa con alrededor de 400.000 habitantes, donde Silvina Frachia llegó junto a 800 estudiantes de todo el mundo. Vivió allí los seis meses del intercambio en una residencia en la que compartía con Kyung de Corea del Sur. Durante este intercambio Silvina cursó materias de su carrera, como dirección de operaciones, marketing internacional, proyecto de negocios y Responsabilidad Social Empresarial. También cursó la materia pilates en la Facultad de Deportes.

“Uno va siempre asustado porque cree que Uruguay es menos, pero la exigencia acá no es menor”, cuenta Silvina y agrega que nunca se sintió diferente “realmente todos éramos iguales y eso estuvo buenísimo”. “Creo que la metodología para estudiar y cómo nos enseñan a plantarse ante nuevas situaciones es distinta en Uruguay”, sostiene Silvina y asegura que la ayudó mucho a encarar sus días de estudio.

En cuanto a su experiencia personal, Silvina asegura que en vivencias de este tipo todo es mucho más intenso “lo que crecí allá en seis meses, acá no lo hubiera hecho en 10 años”, dice y agrega que el intercambio la ayudó mucho para conocerse a sí misma.

Bookmark and Share