Una experiencia cerca del polo

Una experiencia cerca del polo

Miércoles, junio 15, 2016

INTERCAMBIO

Valentina Ríos, estudiante avanzada de Ingeniería Audiovisual, vivió un semestre en Luleå, Suecia donde tomó cursos que complementaron su formación

A Valentina Ríos le gusta la producción. De hecho trabaja en la co-producción general y ejecutiva en Tape Sessions, junto a Marcelo Salvagno. Desde que estaba en 5to de liceo sabía que su carrera sería Ingeniería Audiovisual y que en el futuro quería estudiar en el exterior. Lo que no sabía era que en su cuarto año de curso viviría seis meses en Luleå, Suecia.


En la foto: Valentina Ríos

“Desde que ingresé a la carrera tenía pensado cursar una maestría en el exterior, pero en una feria internacional me interioricé sobre las opciones de intercambio académico y vi que era una muy buena oportunidad para mí”, recuerda Valentina, a quien la experiencia reafirmó su interés futuro. Tras un año de postulación llegó la posibilidad de ir a la Luleå University of Technology en Suecia. Allí tomó cursos de marketing y de producción que le permitieron complementar la formación que recibió en la UCU.

Luleå es una ciudad de poco más de 75.000 habitantes situada a dos horas del Círculo Polar Ártico en la provincia de Norrbotten, a diez horas en auto de Estocolmo. “Al principio me costó adaptarme ya que nunca había estado sola”, relata Valentina, que en Uruguay vive con sus padres. Pero las actividades que organizaba la universidad le permitieron integrarse rápidamente a la vida en la ciudad: “Había cerca de 300 estudiantes de intercambio de todo el mundo. Organizaban actividades para conocer las instalaciones de la universidad, la ciudad y la gente, lo que me permitió conocer compañeros con los que mantengo el vínculo hasta el día de hoy”.


En la foto: Valentina durante su último viaje, al punto más al norte de Europa, en Noruega

La experiencia académica fue muy buena. En los cursos que tuvo Valentina debió interactuar con empresas reales: “Las analizamos y les presentamos propuestas de mejora, lo que nos permitió llevar a la vida real las materias”. En su caso pudo aplicar los conocimientos audiovisuales para realizar una de sus prácticas en el equipo de hockey sobre hielo de la ciudad, además formó parte de manera voluntaria del equipo de comunicación de la universidad, para actividades puntuales.

A nivel personal Valentina creció “muchísimo", porque debió aprender a manejarme sola, a organizar el dinero y los gastos: "Cuando me fui era una persona y volví siendo otra. Me abrió la cabeza”, asegura. La cercanía que existe entre las ciudades en Europa le permitió viajar y conocer Noruega, Finlandia, Rusia, Bélgica, Francia y Holanda. Tener esta posibilidad le alentó para elegir su destino.


En la foto: Valentina junto a algunos de sus compañeros durante el intercambio

Ya de vuelta en Montevideo y tras volver a la rutina Valentina está enfocada a finalizar los cursos: “Entregué la propuesta para el Trabajo final de Grado y en el segundo semestre voy a tomar los cursos que restan para recibierme”. Sobre la carrera destaca que le permitió aprender desde el punto de vista práctico y teórico: "Podés entender el nivel técnico y también desarrollar la parte creativa”, concluyó.

Nota: Matías Gómez Balarini | Foto retrato: Josefina Cuneo

 

 

Facultad por Defecto: